Domingo, 13 Junio 2021
0
Compartidos

En Cochabamba, desembuchan un embarazoso acto de corrupción en la compra de insumos y medicamentos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Este miércoles en Cochabamba, se ha desembuchado un embarazoso acto de corrupción en la compra de insumos y medicamentos por un monto de 30 millones de bolivianos. Se denunció que la anterior gestión municipal se realizó compras de insumos y medicamentos que no son útiles para combatir el covid-19.

Autoridades municipales del Ejecutivo y Legislativo inspeccionaron el Centro de Salud Kanata, evidenciando el estocamiento de productos que no sirven para el tratamiento del COVID-19 y que se trata de cantidades tan grandes que llegan hasta el techo de ambientes de ese recinto.

El Secretario de Finanzas, Mauricio Muñoz anunció que se iniciará una auditoria a la adquisición de estos medicamentos e insumos, para determinar si hubo sobreprecio, tomando en cuenta que la compra supera los 30 millones de bolivianos.

Enfatizó que tres contratos suman 6 millones de bolivianos, "estos recursos, hoy se habrían usado para la compra de Oxigeno o equipamiento para las Terapias Intensivas, de hecho, la actual gestión tuvo que sacar recursos de otras áreas para cumplir con las necesidades actuales de la población", sostuvo.

La Secretaría de Salud detectó, a través de una visita técnica, la adquisición innecesaria de medicamentos e insumos, compra que se habría realizado en pleno proceso de transición, a días del ingreso de la actual gestión, dijo Muñoz.

"Hemos ingresado con equipos de trabajo, no solo al área de salud sino a otras áreas del municipio donde se están detectando situaciones similares que serán denunciadas con el respaldo de criterios eminentemente técnicos", denunció el Secretario de Finanzas.

En tanto, el Secretario de Salud, Aníbal Cruz manifestó que ese recurso millonario podía haber sido destinado para que el municipio disponga de un Centro de Aislamiento, una planta de oxígeno o tener más camas en terapia intensiva. "la emergencia sanitaria del Covid data de 2019, desde entonces están latentes esas demandas de la población", sostuvo.

Cruz explicó que con el Concejo Municipal se está trabajando para un reformulado para poder adquirir antivirales para pacientes que están en estado crítico en terapia intensiva.

"Un paciente de terapia intensiva salga vivo o muerto, genera un gasto que oscila entre 100 a 150 mil bolivianos, recursos que están financiados por el municipio", finalizó Cruz.

Por su parte, la médico y concejal Claudia Flores lamentó que la pasada gestión haya adquirido medicamentos en gran cantidad que no sirven en absoluto para atender a los pacientes con COVID, cuestionó la falta de fiscalización de sus antecesores.

"Se tiene en cajones anestésicos y antiparasitarios. Hoy se está hablando de la vida de personas que necesitan otros medicamentos para combatir el COVID, son gente de escasos recursos que está muriendo", detalló Flores.

0
Compartidos

Follow Us

Latest News link

Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA