Bloqueo paraliza La Paz

El bloqueo de las principales arterias de acceso a la urbe paceña y las laderas permanecieron cerradas durante la jornada de ayer y hoy también se realizarán estas movilizaciones que son repudiadas por los vecinos de diferentes zonas de La Paz. varias personas se vieron impedidas de llegar a sus fuentes de trabajo y algunos tomaron otras opciones de transporte.

 

La ciudad de La Paz quedó nuevamente paralizada, debido a que sus principales vías de acceso al centro y en las laderas quedaron ayer cerradas por acciones injustificadas de algunos loteadores y activistas políticos, quienes rechazan la Ley 233/17, de ordenamiento y fiscalización de construcciones irregulares.

Pequeñas agrupaciones de personas se movilizaron en diferentes áreas desde tempranas horas para impedir la libre circulación vehicular y peatonal. Argumentan la inconstitucionalidad de la Ley Autonómica Municipal 233/2017, que determina la Fiscalización Técnica Territorial, que, entre sus contenidos, plantea sancionar a loteadores y a las construcciones de inmuebles con más de cinco plantas, que están fuera de norma.

EL DIARIO pudo evidenciar la molestia ciudadana por las consecuencias de esta movilización que causó nuevamente pérdidas importantes a la economía de la Ciudad Maravilla del Mundo. Entretanto, las autoridades municipales calificaron la actitud de los bloqueadores como acciones políticas organizadas por Jesús Vera, activista y militante del Gobierno.

Gobierno deja bloquear La Paz y reprime Camiri

Nuevamente la ciudad de La Paz soportó ayer el bloqueo de importantes vías de circulación que perjudicó las actividades cotidianas de los ciudadanos. La visión del Ejecutivo central para garantizar el libre tránsito difiere de una región a otra. En la ciudad sede del Gobierno es permisible, pero en la región oriental de Camiri la reprime bajo el argumento de permitir la transitabilidad.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, se limitó a informar que se instruyó a la Policía Boliviana mantener las vías troncales expeditas además de resguardar el edificio de la Alcaldía de la ciudad de La Paz, que es administrada por Luis Revilla, de la organización opositora Soberanía y Libertad (Sol.bo).

“Tenemos un bloqueo en la ciudad de La Paz de parte de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve paralela del MAS) por un reclamo contra una norma municipal, el bloqueo que se había planificado contemplaba cuarenta puntos de acuerdo, pero se activaron 18 puntos”, explicó Romero.

En Camiri el Comité Cívico bloquea las vías pidiendo la renuncia del alcalde de ese municipio, Franz Valdez, del Movimiento al Socialismo (MAS), a quien acusan por corrupción.  

Romero informó que se comunicó a los comandantes General y Departamental del verde olivo para que garantice la circulación en las rutas troncales, como ser el acceso al aeropuerto de El Alto o la salida de los buses interdepartamentales, hecho que no se cumplió porque se permitió el bloqueo de acceso a estos sectores.

A su vez, la ministra de Comunicación, Gisela López, justificó la medida de la Fejuve afín al oficialismo al sostener que “la protesta está garantizada porque estamos en un Estado de derecho”.

En tanto, el concejal de Sol.bo, Fabián Siñani, calificó como un “nuevo abuso en contra de la ciudadanía” a un grupo de personas afines al partido de Gobierno, que no sobrepasaban la veintena, en los diferentes puntos de bloqueo.

“Seguramente pronto lo tendremos al señor Jesús Vera (dirigente de la Fejuve) de precandidato a alguna cartera, algún cargo al interior de su organización política”, refirió la autoridad edil.

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que las manifestaciones en Camiri fueron impulsadas por líderes locales de oposición. “La posición del Gobierno no es defender a un alcalde en específico, sino nuestra obligación es atender el resguardo de los derechos de terceras personas que nada tienen que ver con el conflicto”, dijo. Agregó que recibió una invitación para actuar como mediador en el conflicto y que él comunicó por escrito su disponibilidad ante tal solicitud, no obstante, dijo que su respuesta no fue informada a las personas que conforman la institucionalidad cívica de Camiri.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, aseguró que el pedido de renuncia del  alcalde Franz Valdez no tiene un respaldo legal porque no existe una autoridad que pueda obligar a una autoridad electa a abandonar el cargo, por lo que considera que la vía constitucional es el revocatorio.

 

El Defensor del Pueblo, David Tezanos, se reunió con los cívicos de Camiri. Dijo que existe “una crisis de gobernabilidad” y que las personas deben prescindir del uso de medios que impliquen más vulneraciones. Aseguró que el pedido de renuncia de Valdés debe reconducirse por la vía del revocatorio.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 162 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 26 visitantes y ningun miembro en Línea