Testigos aseguran que Policía no ayudo al estudiante asesinado de la UPEA, necesitaba aire

El estudiante de la UPEA, Jonathan Quispe Vila, tras ser herido por una canica disparada por un efectivo policial escapó hacia una vivienda particular, desde ahí sus compañeros suplicaron a los efectivos policiales que lo auxilien, pero los uniformados los gasificaron y se rieron de ellos, según relatan testigos que estuvieron en el lugar del hecho.

 

El 24 de mayo durante una movilización en El Alto los estudiantes de la UPEA fueron reprimidos con agentes químicos por efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones (UTOP), cuando escapaban, entre ellos, el universitario Quispe fue impactado por una canica disparada presuntamente por un policía.

El herido junto a otras 24 personas, 19 mujeres y cinco varones, según datos de la Policía, ingresó al pasillo de una vivienda particular ubicada en la calle Martin Cárdenas, donde se presume que se desvaneció.

Una testigo revela que eran momentos de desesperación, porque eran gasificados y rodeados por la Policía, por ese motivo se escondieron en el pasillo de una vivienda y Jonathan como otros ingreso corriendo al lugar

Crece la indignación en El Alto por la muerte del universitario de la UPEA Jonathan Quispe y a la ampliación del anunciado paro cívico movilizado del lunes a 48 horas, se suman cuatro piquetes de huelga de hambre y los testimonios de personas que estuvieron cerca del infortunado en el momento de su deceso, que aseguran que “la Policía no prestó el auxilio necesario y a cambio incrementó la gasificación en el lugar del fatal hecho”.

El estudiante, tras ser herido por una canica disparada por un efectivo policial escapó hacia una vivienda particular, desde ahí sus compañeros suplicaron a los efectivos policiales que lo auxilien, pero los uniformados los gasificaron y “se rieron de ellos”, según relatan testigos.

Según la Policía, 13 minutos estuvieron los universitarios en ese lugar, antes de que aparezca el cuerpo del fallecido y después de ese ínterin es cuando un grupo de estudiantes sacaron en brazos a Jonathan buscando ayuda, según se puede evidenciar en videos presentados por parte de la UPEA.

La querella contra los autores intelectuales y materiales presentada por la esta casa superior de estudios establece: “Por los delitos de asesinato conforme al artículo 252 numeral 3 del Código Penal, responsabilidad del órgano representante”, es decir que, aunque no hayan participado de manera directa en el homicidio, el Comandante Regional de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), el Comandante Regional de la Policía o el Ministro de Gobierno; son responsables por haber impartido órdenes al autor del hecho. A esta denuncia se aumenta el caso de “Omisión de Socorro”, delito tipificado también en el Código Penal vigente.

 

En El Alto piden a Derechos Humanos y otras instancias una investigación independiente porque no tiene credibilidad el Ministro de Gobierno, Carlos Romero y la Policía Boliviana, quienes revelaron en una última pesquisa que el subteniente Cristian Casanova Condori de la Unidad Táctica de Operaciones Especiales (UTOP) La Paz, fue el autor de la muerte del estudiante universitario Jonathan Quispe Vila de 20 años, al haber disparado una canica que fue incorporada al estopín de una escopeta calibre 12 mayor. La posición de la UPEA se radicalizó debido a la muerte del universitario.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 161 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 54 visitantes y ningun miembro en Línea

12825923