Llueven críticas contra el Cardenal de Bolivia

El nuevo cardenal boliviano y representante de la Iglesia Católica, Toribio Ticona, debe estar más cerca del pueblo que a lado del Gobierno como se mostró en los últimos días cuando el Prelado y el presidente Evo Morales presumieron una estrecha amistad. Dicha cercanía no fue del agrado de los ciudadanos.

 

Los ciudadanos no olvidan que desde algún tiempo el presidente Evo Morales fustigó a la Iglesia Católica conminándola a organizar su partido político por algunas observaciones que le hicieron desde el representante de la Conferencia Episcopal Boliviana, Ricardo Centellas, hasta el monseñor Eugenio Scarpellini, entre otros.

Son estos antecedentes que acuden a la memoria de los ciudadanos, para reflexionar y deducir que no está bien que el Presidente se “haga el cristiano”, cuando fue el mismo gobierno el que definió en la nueva Constitución Política al Estado como laico y no como antes que era denominado Estado Católico, Apostólico y Romano.

Los ciudadanos opinaron que el Cardenal debe trabajar cerca de pueblo y que debe evitar mostrar esa relación estrecha con el mandatario que representa el poder, porque su deber es estar de lado de los que los necesitan, porque él debe ser la voz del pueblo católico.

Muchas de las opiniones vertidas apuntan que ese repentino acercamiento del Gobierno con el representante de la Iglesia Católica tiene un interés político electoral.

La posición del cardenal Toribio Ticona sobre temas como la democracia, el 21F o el Palacio del Pueblo y su acercamiento al presidente Evo Morales abren un escenario incierto en la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), que ha sido punto de varios ataques del Gobierno y que también fue muy crítica con la gestión del Ejecutivo.

Pese a las declaraciones de Ticona y al silencio de la directiva de la CEB, para el vicario judicial adjunto del Arzobispado de Cochabamba, Miguel Manzanera, las declaraciones de Ticona, quien suele llamar “amigo” a Evo Morales, pueden parecer una “contradicción” entre la CEB y el Cardenal, pero esto no debe tomarse como una ruptura.

“Parece ser que ahora el nuevo Cardenal como que está tomando una postura de apoyo al presidente Evo Morales, que en su momento no la tenía (…) esto indica un posición que no es la que tiene exactamente la CEB y vamos a ver qué sucede”, dijo el Vicario.

Explicó que no es la única situación delicada. “También está el tema más delicado de los antecedentes que puede tener el Cardenal, que algún momento fueron objeto de crítica por parte de analistas, su vida cuando fue obispo y luego alcalde y como que si tiene una familia. Son temas que hay que verlos con calma y más tranquilidad,”, señaló.

Señaló que las declaraciones del próximo purpurado generan una situación en la que no será fácil que el nuevo Cardenal se confiese exactamente sobre lo que piensa, porque Ticona ha mostrado su acercamiento con Morales, pero también sabe que el Mandatario ha sido criticado por la CEB y “pues aquí se está creando una especie como de contradicción y no se sabe exactamente cómo terminará esto”.

Fuentes del Arzobispado señalaron que Ticona no era tomado muy en cuenta por la CEB debido a que, por su edad y por su salud, estaba más desligado de las actividades episcopales, “pero ahora está en el candelero tras esta elección, ahora es una voz que tiene mucha resonancia”.

Sin embargo, Manzanera aclaró que el nuevo Cardenal tampoco es una persona de “polémicas” y previó que Ticona intentará mantenerse como obispo, que pertenece a la CEB y, al mismo tiempo, mantener una buena relación con el Presidente y, de algún modo, podría hacer de puente. “Pero esto habrá que ver porque hay temas que pueden ser muy conflictivos, que se habla de que el Gobierno está queriendo tomar posturas mucho más cercanas a Venezuela o Cuba. Y todo eso va a ser delicado”.

Señaló que la postura del Presidente “también es un poco ambigua” porque se presenta como gran amigo del papa Francisco, pero se aleja de los obispos de Bolivia.

Ticona será consagrado cardenal el 29 de junio en el Vaticano, una ceremonia a la que  asistirá Evo Morales.

El 29 de junio, Ticona será oficialmente cardenal, pero sin derecho a ser elector para el próximo papa.

Ticona fue en principio crítico con la Casa del Pueblo, el millonario palacio que mandó a construir el presidente Evo Morales cerca de la plaza Murillo en La Paz. Sin embargo, después dijo que aunque sí era un gasto innecesario habiendo tantas necesidades en el país, forma también parte del desarrollo del país.

 

Otro tema polémico es la posición sobre la democracia y el 21F. En su momento, la CEB fue clara al señalar la importancia del respeto a las decisiones del pueblo, como fue el referendo del 21F, así como que el fallo del TCP, que habilitó la reelección presidencial, abrió un camino al totalitarismo. Ticona, sin embargo, evitó declarar sobre el hecho.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 206 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 108 visitantes y ningun miembro en Línea

12618824