Cardenal Toribio Ticona no es vocero de la Iglesia Católica

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), a través de un comunicado público, aclaró que el nuevo cardenal Toribio Ticona no es el vocero oficial de la Iglesia Católica en nuestro país y que la voz autorizada parte de quienes conforman el Consejo Episcopal Permanente.

 

La autoridad eclesial atribuyó esa postura a un posible resentimiento de algunos obispos, por no dar respuesta clara sobre el 21F.

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), a través de un comunicado público, aclaró que el nuevo cardenal Toribio Ticona no es el vocero oficial de la Iglesia Católica en nuestro país y que la voz autorizada parte de quienes conforman el Consejo Episcopal Permanente.

“La Conferencia Episcopal Boliviana y sus autoridades, legítimamente elegidas, o sea Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Consejo Episcopal Permanente son la voz oficial de la Iglesia Católica en Bolivia. El Cardenal es miembro de la Conferencia Episcopal Boliviana, como Obispo Emérito, teniendo derecho a voz, de acuerdo con sus estatutos”, dice parte del comunicado de la CEP.

El padre José Fuentes, secretario adjunto de la CEB, explicó a radio Fides: “La Iglesia tiene un sola voz y es la CEB. Agradecemos al Papa por la designación del cardenal Toribio Ticona, pero queremos decir que él es parte de los obispos y está de acuerdo con todos nuestros documentos y posiciones expresadas en los últimos tiempos”.

El representante católico dijo también que lamenta algunas versiones que surgieron después del encuentro con el presidente Evo Morales, que pretenden mostrar una Iglesia Católica dividida.

“Algunos quieran aprovechar las declaraciones del Cardenal para mostrar una Iglesia dividida, algo que no es, pues todas nuestras posiciones son consensuadas entre todos los obispos”, puntualizó.

A esto, el comunicado añade que surgieron “malas interpretaciones” por algunas declaraciones pública del Cardenal, en referencia a su postura emitida tras el encuentro con el presidente Evo Morales, de quien dijo ser su amigo, no quiso referirse al 21F por la cercanía que tiene con Morales y sostuvo también que el nuevo palacio de gobierno representa el desarrollo de Bolivia.

“Ante malas interpretaciones de algunas declaraciones del Cardenal que han podido crear confusión en la opinión pública, la CEB se reafirma en la línea de reflexión que ha expresado en distintas oportunidades mediante comunicados, mensajes y cartas pastorales públicas”, dice el comunicado.

En ese marco, la CEB rechazó “cualquier intento de división o manipulación de la Iglesia Católica. Queremos seguir iluminando a nuestro Pueblo boliviano con la libertad de los Hijos de Dios y por la responsabilidad de nuestro ministerio pastoral”.

Al respecto, el cardenal Ticona atribuyó la postura de los obispos a un resentimiento, porque días atrás cuando se le consultó su postura sobre el “21 F”, evitó dar una opinión personal por la cercanía que tiene con Evo Morales

“Por una palabra que dije, el 21 de febrero, que sobre esa pregunta no puedo decir nada porque tengo que hablar con mis hermanos los obispos, ellos se han resentido por eso, creyendo que no estaba de acuerdo”, explicó.

En anteriores declaraciones respecto al referendo del 21F de 2016, el obispo emérito declaró: “Cómo el Evo es mi amigo, me reservo mi opinión”; también apoyó que se dictara una amnistía para “perseguidos políticos”.

Asimismo, reconoció que si bien existe unidad dentro el clero, no hay uniformidad en opiniones. “No hay una uniformidad, puede haber una unidad pero no una uniformidad. Dentro de la unidad no puede haber una uniformidad, por lo tanto se admite”.

Sin embargo, consideró que “es una llamada (de atención) a un hermano que quizá se ha excedido”, aunque no considera que se trate de tal extremo y se limita a indicar que en su mente ahora sólo está servir a la gente y compartir su fe de forma humilde.

“Alguna persona me ha dicho que como soy de origen campesino, indio, no aceptan así nomás, quieren siempre ellos exaltarse, en fin, por vanidad y ostentación, pero no creo”, dijo.

El 20 de mayo pasado, el papa Francisco anunció que en junio nombrará 14 nuevos cardenales, entre los que figura el monseñor boliviano Toribio Ticona, que se constituirá como la figura máxima de la Iglesia Católica en Bolivia.

Ticona nació en Potosí, el 24 de abril de 1937. Su ordenación sacerdotal fue el 31 de mayo de 1986, fue nombrado Obispo Titular de Timici y Auxiliar de la Diócesis de la Villa Imperial el 5 de abril de ese mismo año. Fue traslado a la Prelatura de Coro Coro el 4 de junio de 1992 y tomó posesión en el mismo el 1 de agosto del mismo año.

Ticona reemplazará al último cardenal que tuvo Bolivia, Julio Terrazas, quien falleció el 10 de diciembre de 2015, a sus 79 años, tras luchar contra una enfermedad pulmonar durante mucho tiempo.

“La Conferencia Episcopal Boliviana y sus autoridades, legítimamente elegidas, o sea Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Consejo Episcopal Permanente son la voz oficial de la Iglesia Católica en Bolivia.

 

El Cardenal es miembro de la Conferencia Episcopal Boliviana, como Obispo Emérito, teniendo derecho a voz, de acuerdo con sus Estatutos”, dice parte del comunicado de la CEP.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 155 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 117 visitantes y ningun miembro en Línea

12746560