UPEA suspende medidas de presión

A 45 días de movilizaciones, ayer, la Universidad Pública de El Alto (UPEA) determinó suspender protestas hasta mañana (domingo) cuando se reanude el diálogo con el Gobierno.

 

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, informó que a través de una carta enviada al rector de la UPEA, Ricardo Nogales, se convocó a la reactivación de negociaciones que por más de cuatro veces fracasaron entre el 15 de mayo y ayer 29 de junio. Esta fue la reacción oficial ante dos misivas en las que la universidad de los alteños daba plazo de 72 horas para recomenzar el diálogo; sujeto a la interrupción de movilizaciones en ese espacio de tiempo.

Al recibir la repuesta, cerca al mediodía del viernes, el rector Nogales y la delegada departamental de la Defensoría del Pueblo, Teresa Subieta, llegaron hasta el piquete de huelga de hambre, donde María Isabel Baldellón (docente) e Isabel Camargo (estudiante) asumieron la medida extrema de tapiarse hace unos días atrás; las autoridades lograron que ambas huelguistas depongan las medidas y con ello también se levantaron las demás protestas.

Empero, la autoridad del Gobierno advirtió de antemano, que se descarta la modificación de Ley 195 de Coparticipación y la UPEA ratificó que se garantizará el desarrollo de las auditorias necesarias por parte de la Contraloría General del Estado; pero no desiste en su pedido de modificación de la mencionada norma.

Entretanto, la sede de Gobierno mostró en sus calles y avenidas el efecto de las sostenidas movilizaciones; pero al menos hubo respiro para la ciudadanía que cada día, durante un mes y medio, se vio perjudicada por las constantes manifestaciones y enfrentamientos entre universitarios y policías.

En el marco de las 72 horas que estableció como plazo la Universidad Pública de El Alto (UPEA), el Ministro de la Presidencia llamó a reinstalar el diálogo mañana, domingo, a horas 14.30 en instalaciones del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). El rector de esa casa de estudios superiores, Ricardo Nogales, señaló que de no encontrar respuestas a sus demandas se retomarán las movilizaciones.

La comunidad estudiantil determinó cesar toda medida de presión y dar un plazo de tres días (72 horas) al Gobierno para resolver el conflicto que lleva más de un mes. El rector de la UPEA, Ricardo Nogales, convocó a las autoridades nacionales a reiniciar la mesa de diálogo, en tanto que el Gobierno insiste en la aplicación de auditorías internas y pide mejoras en la calidad educativa.

El rector de universidad alteña envió ayer una carta al Gobierno, donde se solicita la reinstalación del diálogo para atender las demandas de la casa de formación superior, como la Modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria.

En la misiva, las autoridades de la UPEA ratifican que se garantizará el desarrollo de las auditorias necesarias por parte de la Contraloría General del Estado, como se ha estado realizando hasta la fecha.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, afirmó que la modificación de la Ley 195 no es posible y señaló que para restablecer el diálogo la UPEA debe cumplir con las auditorias requeridas por el Gobierno.

Rada advirtió que “cualquier reunión con la UPEA estaría condicionado a que se apliquen auditorías confiables, que se transparente los recursos de la UPEA y que se tomen medidas para garantizar la calidad educativa”.

Señaló que una vez que se dé la suspensión de las medidas de presión, “la mesa de diálogo, como siempre, estará abierta”; recordó a la UPEA que el Gobierno cumplió con la asignación de 70 millones de bolivianos y que son sostenibles para esa casa de estudios superiores.

Por su parte, el defensor del Pueblo, David Tezanos, informó que tras un acercamiento con las autoridades universitarias se convocó al cese de las medidas de presión y adelantó preliminarmente que el diálogo se reinstalaría el sábado 30 de junio.

Cerca al mediodía de ayer, el rector de la UPEA y la delegada departamental de la Defensoría del Pueblo, Teresa Subieta, llegaron hasta el piquete de huelga de hambre, donde una licenciada (María Isabel Baldellón) y una estudiante (Isabel Camargo) asumieron la medida extrema de tapiarse hace unos días atrás, las autoridades lograron que ambas huelguistas depongan las medidas mientras se mantenga el diálogo.

Nogales manifestó su preocupación por las cinco semanas consecutivas del conflicto que llevó a asumir medidas radicales a la comunidad estudiantil. “Queremos solucionar y poner fin al conflicto”, dijo la autoridad universitaria.

Horas más tarde, Rada convocó a una delegación de 10 personas, representantes de la UPEA, a reanudar el diálogo para el domingo por la tarde.

La UPEA protagonizó alrededor de seis semanas de movilizaciones, donde se pusieron en marcha multitudinarios bloqueos tanto en la ciudad de La Paz como en El Alto, además de instalar cuatro piquetes de huelga de hambre.

 

Sin embargo, la comunidad estudiantil optó radicalizar sus medidas de presión realizando una marcha con 700 estudiantes desde Patacamaya, que después de cuatro días llegó hasta la ciudad de La Paz; por si fuera poco los estudiantes se sacaron sangre para escribirle una carta al presidente Evo Morales, en demanda de atención a las demandas de la universidad alteña.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 139 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 130 visitantes y ningun miembro en Línea

12744028