Cierran el cementerio de Cochabamba, en plena pandemia del coronavirus

En Cochabamba se cierra el cementerio general a causa de una huelga de los trabajadores por temor a la expansión del coronavirus. Se conoce que un funcionario municipal habría fallecido por coronavirus. Mientras tanto los dolientes no pudieron ingresar al camposanto y no podían enterrar a una persona que murió por insuficiencia cardiaca.

 

El paro en el cementerio es por 24 horas, pero se puede ampliar si la demanda de los 30 trabajadores no es atendida satisfactoriamente.

“Están solicitado que vengan brigadas médicas y hagan el control minucioso de todo el personal. Como administración estamos gestionando ante nuestros superiores que  las demandas sean atendidas de manera pronta para evitar  más susceptibilidades”, informó el administrador del cementerio, Benito Gonzales.

Más de 30 trabajadores del Cementerio General de Cochabamba, dependientes el municipio, declararon este lunes un paro de actividades de 24 horas por la muerte de uno de sus compañeros de trabajo con síntomas de Covid-19. Exigen atención médica y pruebas rápidas de coronavirus.

Los entierros y cremación de restos de pacientes con Covid-19 se suspendieron momentáneamente por la medida de presión que se aplica en plena emergencia por la pandemia y cuando el fin de semana fallecieron 14 personas, 10 en domicilios.

El sector aguarda la atención de sus demandas y los resultados de la prueba de coronavirus que se practicó al trabajador del cementerio que falleció en pasados días.

Mientras tanto, familiares de los difuntos esperaban esta mañana por una solución para poder sepultar a sus seres queridos, algunos por Covid-19 y otros por diferentes causas.

Esta mañana varias personas acudieron con ataúdes al camposanto a esperar que en próximas horas se regularice el servicio.

El paro también afecto el  trabajo de las funerarias y hospitales debido a que cada día se incineran al menos dos cadáveres de coronavirus en el horno crematorio, como establecen las normas de bioseguridad.

Como medida de mitigación, la Alcaldía instruyó una fumigación del Cementerio General y su entorno en la zona de La Coronilla.

El temor a la propagación del coronavirus entre los trabajadores municipales es creciente, debido a que en la última semana han fallecido dos funcionarios con sospecha de Covid-19 y pese a la cuarentena rígida se exige que el personal acuda a trabajar seis horas.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 215 veces

Visitantes en linea

Tenemos 57 visitantes y ningun miembro en Línea

14792907