A titulo de Urkupiña, Alcalde Mérida realiza viajes de “placer”

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama y un grupo de funcionarios de su confianza, desde el pasado miércoles, realizan viajes de “relax y placer” con el pretexto de promocionar la fiesta de Urkupiña 2017.

 

Los destinos de la presunta promoción de la festividad, una de las más grandes del país y con gran proyección internacional, son Buenos Aires y Salta (Argentina), Sao Paulo (Brasil), Tarija, Santa Cruz, Pando y La Paz.

El alcalde Mérida viajó el miércoles y jueves junto a sus colaboradores estrechos a Tarija y Santa Cruz, donde realizaron actos de promoción sin mayor trascendencia e impacto mediático. En Tarija se limitó a un pequeño acto, visita y entrega de invitaciones al alcalde Rodrigo Paz Pereira, y en horas de la tarde una reunión con el expresidente Jaime Paz Zamora en su hacienda del “Picacho”.

En Santa Cruz, la promoción de Urkupiña se limitó a entregar invitaciones a sus nuevos aliados políticos Rubén Costas y Percy Fernández. Las noticias del atraco violento con muertes a una joyería, opacó la cobertura que buscaba el alcalde Mérida, por lo que se dedicaron a disfrutar de la gastronomía y la noche cruceña.

De la misma manera los grupos de funcionarios que viajaron a Sao Paulo con el objetivo de promocionar la fiesta de Urkupiña, se limitaron a entregar los materiales turísticos y afiches al Cónsul General de Bolivia y a representantes de los residentes bolivianos.

Asimismo, los delegados a Salta a la cabeza del funcionario Arturo Maldonado realizaron visitas y entrega de invitaciones a las autoridades de esa provincia de Argentina. Maldonado aprovechó el viaje para visitar a su familia y pasar gratos momentos, olvidándose de su misión: promocionar la fiesta grande de los bolivianos.

“Se trata de un gasto inútil de más de 100 mil bolivianos, porque Mérida no logró el auspicio de BOA que en pasadas gestiones auspició los pasajes y los viajes de promoción. La mala relación de Mérida con instancias e instituciones del Gobierno, afecta el fomento y proyección de una festividad religiosa única en el mundo, que durante esta gestión se restringe a los viajes de relax, placer y compras”, dijo el concejal Zacarías Jayta.

Por otra parte, el concejal Jayta recordó que la Ley que declara “Patrimonio Cultural a la fiesta de Urkupiña”, compromete la participación de su organización y promoción al Comité Interinstitucional conformado por la Iglesia Católica, Gobernación de Cochabamba, Fraternidades Folklóricas y Alcaldía de Quillacollo.

“Nuevamente comprobamos que el alcalde Mérida deliberadamente margina a esas instituciones de las labores de organización y promoción, y prioriza a funcionarios que desconocen el fenómeno de Urkupiña. En los hechos no se cumple la Ley Nº 2536 de 24 de octubre de 2003 promulgada por el expresidente Carlos D. Mesa Gisbert.

 

Dicha ley declara “Patrimonio Cultural de Bolivia a la fiesta de Urkupiña” que consta de tres artículos: 1º Declárase Patrimonio Cultural de Bolivia, a la Festividad Religiosa de la Virgen de Nuestra Señora de Urkupiña, que se celebra el 15 de agosto en la ciudad de Quillacollo, con el objeto de preservar las tradiciones, costumbres, folklore y el espíritu religioso. 2° Conformase una Comisión Interinstitucional para la organización y promoción de la festividad con la participación de representantes de la Prefectura del Departamento, Alcaldía Municipal de Quillacollo, Instituto Boliviano de Turismo, Asociación de Conjuntos y Fraternidades Folklóricas e Iglesia Católica y 3° El Poder Ejecutivo, queda encargado de tramitar y obtener recursos financieros nacionales e internacionales, para promover e incentivar el turismo, el espíritu religioso y las costumbres de la festividad de Urkupiña.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 152 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 103 visitantes y ningun miembro en Línea