Alcalde Mérida contrato matones y guardaespaldas

El alcalde Eduardo Mérida Balderrama contrato a matones y guardaespaldas para asistir a todos los actos o actividades municipales y sociales, pot temor  a ser abucheedo incluso lo agredan por sus estafas, hechos de corrupción y despidos injustificados de trabajadores.

 

Un hecho que llamó la atención de sus propios funcionarios municipales, se registró la mañana de este sábado cuando Mérida en un acto de contrición llevaba en andas la sagrada imagen de Urkupiña hacia la feria de Alasitas.

A la bajada de la calle Villazón, y a pesar del peso que llevaba en el hombro, se dio modos para instruir a sus funcionarios y matones a sueldo a sacar fotos a los transeúntes y edificios desde podrían surgir voces de protestas por sus desmanes y hechos de corrupción.

Los funcionarios y matones prontuariados que lo acompañan a todos los actos, acataron sus instrucciones y procedieron a sacar fotos y filmar a las personas que transitaban libremente por esa calle.

Así como actuó la mañana de este sábado, la madrugada del 16 de agosto durante la peregrinación al Calvario de Urkupiña, Mérida y sus estrechos colaboradores fueron acompañados por exreclusos de alta peligrosidad que trabajan en la Alcaldía de Quillacollo. Las imágenes así lo confirman por lo que fueron presentados a la Policía Regional y también se lo hará ante los jueces que atendieron los casos de esos personajes.

“El alcalde Mérida comienza a mostrar su verdadera esencia canallesca y delictiva, porque apenas ingresó a la Alcaldía formó una red mafiosa para extorsionar a contratistas a la cabeza de su esposa Jovanna Maldonado y Richard Agreda. Luego se inventó sicarios con intenciones de matarlo, ordenó acciones sucias contra periodistas, concejales, abogados y dirigentes vecinales, además de instruir golpizas y asesinatos a sus críticos como son los casos del abogado Max Ureña y el periodista Walter Gonzales Valdivia”, denunció el abogado Ademir Muñoz Soliz.

 

El profesional advirtió que debido a sus múltiples juicios y la probabilidad de su encarcelamiento, el alcalde Mérida comenzó una espiral de violencia sicológica y física, situación que debe ser repelida por las fuerzas del orden.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 182 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 76 visitantes y ningun miembro en Línea