Alcalde Mérida recurre a chicanas para desvirtuar juicios por corrupción

El presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, deploró que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, su esposa Jovanna Maldonado Villarroel y el “cobrador” Richard Agreda Torrez, recurran a las argucias y chicanas jurídicas para eludir sus responsabilidades y juicios.

 

Los criterios fueron expuestos, tras la audiencia de medidas cautelares de este miércoles 30, al que no asistieron los imputados por el caso de los audios de la corrupción donde se escuchan conversaciones de extorsiones, cobros de diezmos a empresas, venta de cargos a 1.000 dólares, aprobación de loteamientos y urbanizaciones ilegales a cambio de fuertes sumas de dinero, amasando una fortuna de más de 20 millones de bolivianos en menos de un año.

“Lamentamos que el alcalde Mérida y su esposa no quieran dar la cara y se burlen de las autoridades judiciales. Hoy intentaron suspender la audiencia con un recurso de inconstitucionalidad que no correspondía y que fue rechazado por la jueza María Teresa Apaza Paz, por lo que se les declaró rebeldes y ordenó su aprehensión para asistir a una nueva cita judicial donde se determinará la situación jurídica de ambos, incluyendo de Richard Agreda Torrez”, dijo.

Osinaga, afirmó que la actitud de Mérida y su esposa responden a una actitud maliciosa e intencionada de esconder sus hechos de corrupción comprobados, por lo que enfrenta 16 procesos en el ejercicio de sus funciones.

“El caso de los audios de la corrupción es un hecho jamás registrado en la historia municipal de Quillacollo, pues se actuó con premeditación para extorsionar empresas, traficar cargos municipales, lotear y urbanizar en áreas prohibidas y otros delitos que están insertos en los audios de la corrupción. Las voces y conversaciones corresponden a los tres implicados en esos delitos, que ya no pueden negar porque están debidamente comprobados por las investigaciones policiales y certificaciones del Instituto de investigaciones Forenses (IDIF), provocando daño económico”, dijo.

La autoridad también lamentó que Mérida para salvarse de este proceso, haya generado una cortina de humo, calificando a los juicios como parte de una persecución política o golpe municipal. Asimismo, en horas precedentes sacó a relucir los temas del Playón de Marquina y el Plan Maestro de Agua Potable y Alcantarillado, donde presuntamente habría daño o estafa de 8 millones de dólares.

“Al señor Mérida, acostumbrado a mentir, descalificar y acusar, todo le sirve para aparentar honestidad y victimizarse cuando sus hechos demuestran todo lo contrario. Mérida formó un clan familiar que se apoderó de la administración municipal y debe dar cuenta de sus delitos”, agregó.

“Mérida, Maldonado y Agreda no tienen el menor interés de transparentar la Alcaldía de Quillacollo, y eso se demostró hoy con su inasistencia a la audiencia cautelar. El que nada tiene nada teme, pero al parecer los tres tienen responsabilidades que asumir con la ley”, afirmó.

 

Durante la audiencia de hoy sólo asistió Richard Agreda, el cómplice o cobrador de los esposos Mérida-Maldonado, quien deberá concurrir a una cita cautelar el próximo 15 de septiembre donde se definirá su libertad o encarcelamiento.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 142 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 32 visitantes y ningun miembro en Línea