IRRESPONSABILIDAD DE LEYES/Agua de Escalerani y de Misicuni se desperdicia

El agua de la represa de Escalerani que se desperdicia desde hace un mes en las pruebas de la planta de Taquiña ha desatado una nueva polémica entre la Empresa Miscuni y Semapa.

 

El presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, señaló que como ciudadano le preocupa que se desperdicie el agua.

Afirmó que los 60 l/s que salen de Escalerani para la producción de energía en la planta de Synergia y que luego pasan a la planta de Taquiña “deberían potabilizarse e inyectarse a la red por Alto Cala Cala, pero parece que algo está fallando”.

Ante los cuestionamientos, el gerente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Gamal Serhan, respondió que el agua que sale de Taquiña no es potable, porque proviene de las pruebas realizadas para habilitar la planta, paralizada  hace 10 años. 

“Hemos tomado la decisión de poner en funcionamiento la planta de Taquiña, porque en diciembre vamos a poner en funcionamiento la de Cala Cala, que va a permitir potabilizar 1.000 l/s y la de Taquiña será para el agua de la represa de Escalerani”, informó Serhan.

Siguió: “En este momento, estamos realizando las pruebas para garantizar la calidad del agua. Iniciamos el miércoles, también estamos este jueves y este viernes. La norma dice que tienen que ser mínimo tres pruebas”.

El conflicto coincide con un mayor racionamiento de la dotación de agua en Cochabamba, porque la oferta es de 900 litros por segundo (l/s) y la demanda de 1.800.         

Los representantes del Sindicato Agrario Taquiña contaron que el agua se desperdicia desde hace un mes, pero el miércoles el caudal se incrementó a por lo menos 60 litros de agua por segundo.

“No sabemos si es agua que sirve o no. Nos preocupa, porque se está desperdiciando líquido que se podría conectar a nuestro sistema de riego. Nos falta agua, nuestro embalse está vacío”, señaló el secretario general del Sindicato, Benjamín Pérez.

En el recorrido realizado por Taquiña se observó que existe un embalse de almacenamiento que acumula el agua proveniente de Escalerani. Luego, se desarrolla una prueba, pero esa gua no es potable, por lo que, se desecha. En el proceso se hacen análisis para verificar la calidad del líquido.

Serhan aseguró que el agua sólo se desechó desde el miércoles. “No hay pruebas que duren un mes o un día entero. Debería ser un tiempo corto y algunas horas nada más. Parece que algo está pasando con la planta”, agregó Alvarado.

Ante esta situación, Serhan recomendó al presidente de Misicuni que se ocupe de lo que le corresponde. “Lamento que el señor Alvarado esté ocupado en estos temas, en lugar de poner en funcionamiento la planta de Jove Rancho”, dijo.  Siguió: “Si esa planta funcionará, se podría dar a la población 1.000 l/s de agua potable” a la ciudad.

El aludido explicó anteriormente que la planta potabilizadora de Jove Rancho tiene como fin dotar agua a aquellos municipios que no cuentan con los mecanismos de potabilización. Pero, hasta el momento no hay ductos que permitan trasladar el líquido.

 

Una comisión de la Asamblea Departamental solicitó hace tres años un informe sobre la paralización de la planta de Jove Rancho.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 133 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 101 visitantes y ningun miembro en Línea