Pobladores de Arani están alarmados por invasión de langostas

Los pobladores del municipio de Arani de Cochabamba están alarmados por la propagación de la plaga de langostas que destruye sus cultivos agrícolas. Autoridades locales pidieron que el Gobierno intervenga y fumigue para evitar que los insectos acaben con sus productos. Los pobladores de la localidad cochabambina piden la intervención de las autoridades gubernamentales porque temen que los insectos acaben con la totalidad de su producción.

 

La alcaldesa de Arani, Dunia Rojas, contó que los insectos arribaron a la comunidad estos días y que están arrasando con los cultivos de maíz, alfa alfa y la vegetación que sirve para la alimentación de sus ganados.

“Las langostas son grandes y tienen manchas, Nunca habíamos vistos ese tipo de insectos y eso nos preocupa por eso hemos pedido al Gobierno que venga a fumigar porque están avanzando por hectáreas y arrasan con todos los productos, ya el maíz todo se lo han acabado”, dijo.

Otro de los comunarios relató que entre los pobladores intentaron fumigar con insecticidas, pero la técnica no funcionó y la plaga continúa invadiendo la comunidad. Temen que afecte otras áreas cercadas de la región.

De acuerdo a los reportes la propagación de langostas, afectó cultivos de Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija y ahora Cochabamba.

El calentamiento global también afecta a los insectos, el aumento en las temperaturas puede ocasionar que los saltamontes coman y se reproduzcan más rápido, la deforestación y la habilitación de suelos destinados a la ampliación de la frontera agrícola desplaza su hábitat, lo que provoca que colonicen nuevas áreas e invadan extensos campos de cultivos como se registra en varios municipios del departamento de Santa Cruz.

El presidente de la Sociedad Boliviana de Entomología (SBE), Jaime Rodríguez, asume que el problema de la plaga de langostas es complejo y que el cambio climático, además de otros factores como el desplazamiento de los hábitats naturales con una elevación gradual en la temperatura, ocasiona que los insectos “aumenten su distribución geográfica, aceleren su ritmo de desarrollo y probablemente crezca el número de generaciones por año”.

“Usualmente las langostas vuelan de día, pero con un aumento en la temperatura también podrían volar de noche, este hecho puede acrecentar su dispersión entre los cultivos”, asevera el entomólogo (experto en insectos) y sugiere una mayor investigación científica, como la elaboración de un mapa de saltamontes de Bolivia relacionado a factores ambientales como la temperatura y precipitaciones pluviales, tipos de vegetación y de suelos, incluso los patrones de vientos.

 

El cambio climático también tiene que ver con la deforestación –enfatiza Rodríguez– que origina a la vez la creación de nuevos hábitats, ya que al desplazarlos los insectos pueden colonizar otras áreas donde no estaban antes. “Son varios los factores sumados al calentamiento global, la deforestación, el uso de insecticidas y la falta de inversión para la investigación”, añade.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 349 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 97 visitantes y ningun miembro en Línea