En Bolivia proponen suspensión de financiamiento a los partidos políticos para campañas electorales

La presidenta del Senado, Eva Copa, pidió que para estas elecciones el Órgano Electoral no financie las campañas de partidos políticos con recursos públicos, sino que utilice ese dinero para financiar medidas de bioseguridad para la votación.

“Para esta elección 2020, por la situación en la que nos encontramos por el coronavirus en nuestro país, creo personalmente que en esta ocasión no se debería de entregar (el financiamiento a partidos) y usar esos recursos para mayor bioseguridad para ir el día de la elección o usar en el tema de la salud”, dijo Copa.

La senadora señaló que a su partido, el MAS, le correspondería alrededor de un 60% del financiamiento público destinado para la campaña de partidos, pero señaló que el instrumento político estaría de acuerdo con destinar esos recursos para la bioseguridad.

Pese al fraude electoral, constatado por una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó financiar la campaña electoral del Movimiento Al Socialismo con el 60% del presupuesto. Esta decisión le costó al Órgano Electoral duras críticas al igual que el MAS, que a través de su presidenta del Senado, Eva Copa, salió a decir que esos recursos se deberían utilizar en salud.

La vocal electoral nacional Rosario Baptista propuso en sala plena del TSE que “no se aplique el criterio de proporcionalidad en estas elecciones generales (6 de septiembre), considerando que las elecciones del 20 de octubre de 2019 quedaron sin efecto”, pero la mayoría rechazó su propuesta y determinó que el MAS reciba el 60% del presupuesto asignado a la propaganda electoral para los comicios del 6 de septiembre, en los hechos es asignarle 10,9 millones de bolivianos.

Al respecto, Copa afirmó el jueves que no debería entregarse esos recursos sino dirigir en temas de salud.

“Para esta elección 2020, por la situación en la que nos encontramos por el coronavirus en nuestro país, creo personalmente que en esta ocasión no se debería de entregar (el financiamiento a partidos) y usar esos recursos para mayor bioseguridad para ir el día de la elección o usar en el tema de la salud”, dijo.

Uno de los críticos de la decisión del TSE, que favoreció con el 60% de los recursos públicos al MAS, fue el expresidente del Comité pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, que cuestionó la actuación del presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, porque no solo permite que el MAS participe en las elecciones generales, después del fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre de 2019, sino que le dará dinero para su campaña.

“¡Ya el TSE superó todo! ¡En lugar de quitarle las siglas al MAS por fraude, decidió darle plata para que haga campaña! Señor Romero, el país le va a cobrar por su irresponsable actuar hacia la democracia boliviana y los derechos ciudadanos”, escribió Marinkovic en su cuenta de Twitter.

El dirigente del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Luis Eduardo Siles, dijo en radio Panamericana que la propuesta de Copa es que está “admitiendo el peligro, está consciente del peligro que conlleva esta situación (el Covid-19)”, llevar adelante las elecciones en pleno avance del coronavirus en el país. Por ello, Siles sugirió tomar en cuenta la propuesta de Jorge Tuto Quiroga, de la alianza Libre 21, que a mediados de julio una gran reunión política defina si se realizan o no las elecciones el 6 de septiembre con un estudio epidemiológico.

Después el turno fue del también excívico cruceño, Luis Fernando Camacho, abanderado de la alianza Creemos, éste criticó a Romero porque se olvidó del fraude electoral y decidió financiar la campaña electoral del MAS.

“Es una barbaridad que no les importe el fraude, que se hayan olvidado de la lucha en las que algunos ofrendaron sus vidas por la causa democrática. Por más increíble y absurdo que parezca, queda claro que eran muchos a los que les gustaba convivir con Evo Morales”, protestó.

Camacho, quien dio 48 horas a Morales en noviembre para que renuncie, recordó que en marzo pidió al TSE que se destine el presupuesto designado a la campaña de Creemos a la lucha contra el coronavirus. “Si no hay plata para salvar a los que están sufriendo por Covid-19, llevar comida a los barrios y salvar a las empresas, tampoco tiene que haber plata para política y spots”, publicó en su cuenta de Twitter.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 215 veces

Visitantes en linea

Tenemos 47 visitantes y ningun miembro en Línea

14792850