El caso taladros provoca la designación de un nuevo presidente de YPFB

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, juramentó el jueves a Óscar Barriga Arteaga como presidente ejecutivo interino de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), en reemplazo de Guillermo Achá.

 

    Ese acto, realizado en Palacio de Gobierno, contó con la presencia del presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y ministros de Estado.

En un quinto caso de corrupción que involucra a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el presidente Evo Morales reemplazó ayer a Guillermo Achá en el cargo de presidente interino por Óscar Barriga, tras las irregularidades en la adjudicación para la compra de tres taladros. Aunque todos los elementos de investigación de la Fiscalía apuntan a Achá, Morales negó que existan hechos de corrupción en la empresa petrolera estatal y culpó a los medios de “hacer creer al pueblo” sobre irregularidades en YPFB.

Las denuncias de corrupción se fundamentan en la investigación del hombre de confianza de Morales, Edmundo Novillo. En la última década, el Gobierno cambió a siete presidentes de la petrolera. Las denuncias más conocidas sobre corrupción e irregularidades fueron en las gestiones de Santos Ramírez, Jorge Alvarado, Guillermo Aruquipa, Carlos Villegas y Manuel Morales Olivera, que afrontaron acusaciones de contratos lesivos al Estado, uso indebido de influencias y enriquecimiento ilícito. | A4

En el acto que se realizó en el salón de los espejos del Palacio de Gobierno no participó el saliente presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, citado por varios de los coimputados en el caso de la irregular compra de las perforadoras de la firma italiana Drillmec.

Barriga, nacido en Santa Cruz, es licenciado en Ingeniería Química con especialidad en Sistemas de Gestión de Calidad y en Ingeniería de Reservorios, Producción y Exploración de Petróleo. Trabajó en YPFB, fue viceministro de Indutrialización y Comercialización y director General de Comercialización Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos.

En su intervención, Morales le encomendó la revisión de todos los procesos de contratación en la empresa. Mientras que Barriga, tras ser posesionado, anunció una “reingeniería” en YPFB, una vez que encare una “evaluación inmediata de la empresa y un diagnóstico para asumir medidas”.

Anunció la “consolidación” de la empresa estatal, principalmente para generar mayores reservas y ser exitosas en la compañía que pasó de ser residual a ser una de la más grande y que más aporta económicamente al Estado. Sólo en 2017, la empresa recibió una inversión de 1.875 millones de dólares.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, señaló que el cambio de administración en YPFB tiene el objetivo de mejorar la productividad de esa empresa estatal. “Con los cambios importantes en la reducción del precio del barril del petróleo, se ha tomado la decisión de tomar una nueva gestión, de hacer una reingeniería en YPFB, para que siga siendo la más importante de los bolivianos”, complementó.

En ese sentido, Morales explicó que YPFB necesita encarar políticas de austeridad debido a la baja cotización del petróleo en el mercado internacional.

Al referirse a Achá, el Presidente del Estado, señaló, sin nombrarlo, que debe asumir su defensa en el caso taladros que se desató el 14 de marzo cuando el jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, informó que se identificaron irregularidades jurídicas, administrativas y técnicas en la compra de tres perforadoras para YPFB. El proceso de adquisición comenzó en abril de 2016 y el contrato fue suscrito en diciembre del mismo año con la empresa italiana Drillmec, por un monto de 148 millones de dólares, que no fueron desembolsados.

Tres meses después, la Sala Cuarta de Instrucción Penal Cautelar de La Paz determinó dar detención preventiva a cinco funcionarios de la empresa estatal. Días después, es citado a declarar el vicepresidente de Administración, Contratos y Fiscalización de YPFB, Jorge Sosa, en calidad de investigado.

El caso taladros es el quinto caso de corrupción que asume YPFB en la última década.

Los escándalos que agobiaron a la petrolera estatal se refieren a contratos lesivos al Estado, uso indebido de influencias, enriquecimiento ilícito, accidente de tránsito, atraco y asesinato del empresario tarijeño Jorge O’Connor D’Arlach, robo de llantas y baterías, red de corrupción con contratos para la unidad de comunicación, el caso de las narcocisternas y ahora el caso taladros.

     El nuevo presidente de YPFB comprometió  desempeñar sus funciones con "dedicación, responsabilidad e integridad", para consolidar a esa empresa como el principal pilar de la economía nacional.

    Adelantó que la primera acción que realizará será "una evaluación de la gestión de la empresa", para tener un diagnóstico actual de los aspectos que requieran atención inmediata.

    Por su parte, el presidente Evo Morales aclaró que ese cambio de autoridades en la estatal es "fundamentalmente para acelerar la inversión".

    Recomendó a la nueva autoridad trabajar en equipo con el Gobierno nacional y con los trabajadores de base, porque una de sus tareas es mejorar la producción hidrocarburífera.

    Barriga reemplaza a Achá en medio de un proceso judicial que se inició sobre la supuesta compra irregular de tres taladros para la estatal YPFB.

    El mandatario aclaró que en el conflicto que se suscitó por una supuesta compra irregular de esos taladros, Bolivia no perdió dinero, porque detectó a tiempo ese hecho, mediante las unidades de transparencia.

    "Hemos decidido en Palacio hacer mejor seguimiento, sobre todo el tema de la fiscalización mediante las unidades de transparencia. Esta investigación sobre la compra de los taladros es del Gobierno nacional mediante las unidades de transparencia", agregó.

   El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, a su turno, señaló que ese cambio de administración en YPFB tiene el objetivo de mejorar la productividad de esa empresa estatal.

    "Con los cambios importantes en la reducción del precio del barril del petróleo se ha tomado la decisión de tomar una nueva gestión, de hacer una reingeniería en YPFB, para que siga siendo la más importante de los bolivianos", complementó.

    Barriga, nacido en Santa Cruz, es licenciado en Ingeniería Química, con especialidad en Sistemas de Gestión de Calidad, y en Ingeniería de Reservorios, Producción y Exploración de Petróleo, entre otros estudios.

 

    Trabajó en YPFB, entre otras instituciones. Antes de ser posesionado fue Director General de Comercialización Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 95 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 165 visitantes y ningun miembro en Línea