Evo sospecha que el TSJ recibió dinero por fallo sobre misiles

El presidente Evo Morales cuestionó ayer las condenas leves de hasta tres años contra un grupo de exjefes militares que en 2005 entregaron 36 misiles a Estados Unidos al considerar que se trata de “traidores a la patria”

 

Morales recriminó el fallo judicial durante un acto en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Dijo que esos militares entregaron el armamento a Estados Unidos para evitar que queden bajo la Administración de su Gobierno, ya que era conocido que iba a ganar las elecciones y gobernar desde 2006.

Agregó que se desarmó a las Fuerzas Armadas para que un presidente de izquierda no controlara los misiles.

“Desarmar a las Fuerzas Armadas es traición a la patria. Yo no puedo entender cómo la Justicia boliviana solamente da sentencia de tres años a los traidores de la patria”, sostuvo.

El mandatario agregó que puede imaginar cuánto dinero “habrá costado” o cuánto se “habrá pagado” a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia por esas condenas mínimas impuestas a un exministro de Defensa y varios militares.

Enfatizó que la traición a la patria tiene 30 años de cárcel, pero la Justicia impuso penas de tres años a los “vende patria”.

El caso data de noviembre 2005, cuando militares del Ejército entregaron en cuarteles de La Paz esos misiles a uniformados de Estados Unidos para que fueran desactivados bajo el argumento de que eran materiales en desuso que podían ser peligrosos.

El tribunal dictó condenas de tres años para el exministro de Defensa Gonzalo Méndez, el excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas Marco Justiniano, el exjefe del Ejército de Tierra Marcelo Antezana, y el exjefe del Estado Mayor Marco Vásquez.

Los dos primeros de este grupo fueron juzgados en “rebeldía” porque no se presentaron al proceso para defenderse.

A dos años y seis meses fue condenado el exinspector general del Ejército Víctor Hugo Cuéllar, y a dos años al exjefe del Departamento IV del Ejército y el coronel Wilbert Sánchez.

Los delitos calificados incluyen resoluciones contrarias a la Carta Magna y las leyes e incumplimiento de deberes.

Los magistrados del Tribunal Supremo absolvieron al general Gonzalo Rocabado y al capitán Ernesto Caballero.

 

La Fiscalía había solicitado para los acusados las condenas de hasta 30 años de prisión por los delitos de sometimiento a potencia extranjera y revelación de secretos, pero, según el tribunal, esas acusaciones no fueron probadas durante el juicio.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 142 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 111 visitantes y ningun miembro en Línea