Dircabi es una olla de grillos interpelación a Romero concluye con amenazas

Ante el aplauso de los asambleístas oficialistas y la rechifla de los opositores, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, salió con el voto de confianza del pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), instancia que lo convocó a un proceso interpelatorio ante las denuncias de supuestas irregularidades al interior de la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi).

 

Bastó los dos tercios del Movimiento al Socialismo (MAS) para que Romero salga sin complicaciones del hemiciclo parlamentario tras contestar las 70 preguntas planteadas por la senadora opositora Carmen Eva Gonzales, interpelante en la sesión, quien anunció que presentará una denuncia penal contra el ministro de Gobierno. 

Durante seis horas, Romero contestó las interrogantes de Gonzales develándose algunos datos referentes a los bienes incautados que fueron y son administrados por Dircabi. 

“En 10 años (2007- 2017) Dircabi registró 13.433 bienes incautados y en lo que corresponde a nuestra gestión en el Ministerio de Gobierno (2012-2017) estamos hablando 8.341 bienes”, dijo.

De ese modo negó que en su gestión Dircabi haya recibido 22.000 bienes incautados tal como denunció Gonzales. 

“Ahora le dejo a su conciencia moral, si usted (senadora) quiere retratarse, retráctese. Si le informaron mal señale la fuente errónea y si no quiere no importa porque yo le dejo establecido públicamente”, aseguró.

Durante el trascurso de la interpelación varios legisladores se ausentaron momentáneamente al punto que por instantes el hemiciclo pareció estar con menos de 30 legisladores, siendo la bancada oficialista en la que más se notaban las ausencias.

No faltaron las distracciones producto de la prolongada intervención del ministro Romero. Las charlas entre colegas, los bostezos y las continuas miradas a los teléfonos móviles fueron los actos que se repitieron constantemente en el lugar. Tampoco pasó desapercibido las rivalidades entre oficialistas y opositores que apelaron a los gritos y los carteles para desaprobar la intervención de Romero y Gonzales. 

Romero celebró que Gonzales pretenda iniciarle un proceso penal que, según él, será vital para esclarecer más cosas en el caso Dircabi. Sin embargo, lamentó que la senadora opositora no haya proporcionado las pruebas de sus denuncias ante el Ministerio Público dado que hace cuatro meses ya había anunciado que se querellaría por este caso.

“La senadora Gonzales ha hecho mención de supuestas irregularidades, sin embargo, nosotros hemos presentado un memorial para que ella exponga sus pruebas e investigaciones ante el Ministerio Público (…) Ella ha firmado la notificación, y el 2 de agosto debería haberse presentado en calidad de testigo aportando todas las pruebas. Todo lo que estuviera a su alcance y no lo ha hecho y eso me extraña”, aseguró.

El tema del vínculo dirigencial de Romero con el club de fútbol Sport Boys también salió a flote durante la interpelación. Ocasión que fue aprovechado por el Ministro para señalar que “no es pecado ser dirigente del fútbol” y presentar los estados financieros del equipo warneño para dejar en claro que no existe ningún vinculo con el narcotráfico como se había especulado anteriormente. 

 

Poco antes de finalizar su intervención, el ministro Romero anunció que le daría una sorpresa a la senadora interpelante. Tras dejar la testera, la autoridad de gobierno procedió a develar una caja fuerte donde, según sus palabras, se depositaba el dinero de los gastos reservados.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 227 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 112 visitantes y ningun miembro en Línea