En Bolivia decomisan 900 kilos de carne de burro de dudosa procedencia

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) decomisó y destruyó 900 kilos de carne de burro de dudosa procedencia en el puesto de control de Achica Arriba, en La Paz, informaron el martes fuentes institucionales.

 "El Senasag, brazo operativo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, coordinó acciones operativas con efectivos militares y la Aduana Nacional, para realizar el decomiso y posterior destrucción de carne equina que procedía presuntamente de mataderos clandestinos ubicados en el municipio de Patacamaya", explicó el técnico del Senasag, Joel García, citado en un boletín de prensa.

Detalló que la carne decomisada se encontraba en seis saquillos y era transportada en condiciones inadecuadas, además no contaba con ningún documento legal para el transporte y comercialización.

"Decomisamos la carne debido a que no era trasladada en las condiciones que corresponden, en un camión frigorífico, y no tenemos la certeza de cómo fue faenado, además que este producto no está autorizado para su consumo en Bolivia", agregó García.

La Comuna tambien intervino una tienda y una vivienda donde se elaboraba charque en condiciones insalubres, sobre heces, con pelos de perro y descompuesta, informó la intendenta Velma Vargas.

En total, se decomisaron 90 kilos de carne en descomposición.

El personal de la Intendencia realizó primeramente el operativo de control a la actividad económica ubicada a la altura del Cruce de Villas en atención de la denuncia de personas. Se constató la falta de higiene en el sitio.

“Al momento de la intervención se verificó que las condiciones no eran las óptimas, se encontraron heces de ratón, se ha verificado a que la carne con que elaboraban esos platos no estaban en buen estado, producto de eso se ha hecho un decomiso de 10 kilos de carne”, informó la autoridad.

Debido al riesgo sanitario, la Intendencia cerró el negocio. El esposo de la propietaria explicó que elaboraban artesanalmente el charque e invitó a los funcionarios ediles al domicilio particular ubicado en el Macrodistrito Periférica. En el lugar, la Intendencia evidenció las condiciones de insalubridad en los que eran procesados los productos y se detectó que en un cuarto contiguo había 19 perros encerrados.

“Ahí hemos verificado que las condiciones eran terribles, ese señor además había sido propietario de 19 perros, el patio donde vivían los perros estaba lleno de tierra y de heces de perro y encima de esas heces y de este patio estaba el colgado de la carne que hacían secar como charque”, explicó Vargas.

En la oportunidad se verificó que la mayoría de la carne secada estaba descompuesta y el poco restante, que no estaba en mal estado, tenía pelos de perro y tierra. De dicho recinto se decomisaron 80 kilos de ese producto.

“Como se trataba de una vivienda nosotros no podemos tomar mayores acciones (…), se ha puesto en conocimiento de la Unidad de Zoonosis para que ellos hoy vayan a intervención sobre los animales que no viven en condiciones favorables”, informó Vargas.

La Intendencia remitió muestras de la carne decomisada a Laboratorio Municipal a fin de determinar su origen.

 

El encargado de control de vectores de Zoonosis, Fernando Guzmán, señaló que se descartaría que la carne sea de perro, puesto que los animales son de raza mediana.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 149 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 197 visitantes y ningun miembro en Línea

12475381