En España exigen que se juzgue a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias por negligencia criminal

Varias familias españolas se unen para sentar en el banquillo a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y otros miembros del Gobierno socialcomunista, acusados de ‘negligencia criminal’ en la crisis del coronavirus.

 

El Ejecutivo de coalición, montado por PSOE y Podemos, sabía desde el 30 de enero de 2020 que la ‘peste china‘ era no sólo era letal, sino altamente contagiosa e ignoró irresponsablemente el peligro.

Los indicios sobre la enormidad de la pandemia, anticipada desde diciembre por China y confirmada por la pavorosa situación de Italia con tres semanas de antelación, no sirvieron a las autoridades de España para adelantarse con medidas de prevención contundentes.

Aquí, a margen de una ignorancia que cada hora parece más culpable, lo que primaba era la obsesión por apuntarse tantos propagandísticos con las manifestaciones feministas del 8 de marzo y los apaños para sacar de la cárcel a los golpistas catalanes y asegurarse la aprobación de nuevos presupuestos, que permitieran a Sánchez y sus compinches seguir durmiendo en La Moncloa.

Juan Martínez Hernández, el experto en Salud Pública de la OMC, que estuvo presente el 30 de enero en la reunión en el Ministerio de Sanidad en la que se tomó la decisión, siguiendo órdenes de arriba, de desechar la gravedad del virus, ha revelado los detalles en un artículo público en El Mundo.

A esas alturas, China aún no se había alcanzado el pico y en Italia el coronavirus no era todavía tan destructivo.

El técnico describió el tipo de agente vírico que empezaba a extenderse, subrayando que llegaría pronto a España: de haber sido atendido, posiblemente los españoles no estaríamos ahora sufriendo un impacto tan terrible, vista la experiencia de países como Hungría, Rusia o Croacia, que sí se tomaron en serio la amenaza.

Por el momento y con ayuda de RTVE, la Cadena SER, laSexta, El País, los tertulianos a sueldo y esas grandes cadenas de radio y televisión que mendigan ya ayudas oficiales, se tendido un tupido velo sobre las responsabilidades del Ejecutivo de coalición PSOE-Podemos.

El PSOE ha rechazado, incluso, crear una comisión de seguimiento del coronavirus en el Congreso, como pedía el PP.

Dice el claudicante Sánchez que ya habrá tiempo de explicaciones, y que ahora es el momento de estar unidos… en torno a él.

Pero en la vecina Francia, cuyo ejemplo miran ya familiares de algunos de los fallecidos, no hay tregua política que valga. Y no en el Parlamento, sino en los tribunales.

Tres médicos del colectivo sanitario C19 emprendieron el pasado 19 de marzo acciones penales contra el primer ministro, Édouard Philippe, y contra la exministra de Salud, Agnès Buzyn, por no tomar medidas «voluntariamente», conscientes de que estaban poniendo en peligro la salud pública.

Lo mismo de lo que se acusa aquí en España a esos socialistas y podemitas que decían tener todo controlado

Y, claro está, el ejemplo de lo que sucede al otro lado de los Pirineos está llevando a familias españolas con fallecidos por el coronavirus a plantearse seguir la misma senda judicial en nuestro país.

El 31 de enero se informó oficialmente del primer infectado por coronavirus en España.

Al finalizar el mes de febrero, el número de casos era de 45, pero durante marzo se ha expandido exponencialmente y sin control.

El día 8 había crecido a 673, y el 14, cuando se adopta el Estado de Alarma, eran ya 6.252 los contagiados. En dos semanas pasaron de 45 a 6.252.

Se perdió un tiempo precioso e irrecuperable al demorar la inmovilización general de los ciudadanos, y más conociendo los datos preocupantes que nos llegaban de Italia, y por otro sabiendo cómo Corea del Sur había podido frenar el virus.

VOX, calificó de negligente al Ejecutivo sanchista en el pleno en el Congreso de los Diputados del 18 de marzo de 2020 por su papel pasivo durante el inicio de la crisis de la pandemia vírica.

El propio Santiago Abascal acusa en redes sociales a Sánchez e Iglesias de abandonar a los sanitarios y de «protegerse a sí mismos«.

El líder de VOX ha difundido un vídeo donde lamenta que el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos siga sin hacer autocrítica y manteniendo al frente de la crisis a los que ya se han equivocado desde hace meses:

«Sigue sin proteger a nuestros sanitarios correctamente, sigue sin proteger a los policías y militares como se debe, sigue sin proteger en fin, a camioneros, farmacéuticos, obreros, y a tantos trabajadores del sector primario que no pueden (ni deben) abandonar sus ocupaciones».

«Somos el país del mundo donde el virus está siendo más letal y exigimos desde ya protección para médicos, policías y trabajadores, así como una auténtica unidad de gestión nacional, sin concesiones a los separatistas».

Iván Espinosa de los Monteros, que fue quien llevó la voz cantante en la sesión extraordinaria ante la cuarentena de Abascal, se refirió a la negligencia de dirigentes como Carmen Calvo y Pablo Iglesias, que habían primado la ideología feminista por encima de la salud de los españoles

Amén de aprovechar el decreto del estado de alarma para colocar de rondón al vicepresidente segundo, ‘el marqués de Galapagar‘ en la comisión de seguimiento del CNI.

Nadie olvida como el Ejecutivo social-comunista alentó de manera irresponsable la asistencia masiva a las manifestaciones del 8 de marzo de 2020 cuando ya Pedro Sánchez conocía desde el 2 de marzo de 2020, es decir seis días antes de la performance feminista, que la propia Unión Europea desaconsejaba estas marchas por considerar que iba a contribuir a desbocar por completo el coronavirus.

Valora este artículo
(5 votos)
Visto 2221 veces

Visitantes en linea

Tenemos 82 visitantes y ningun miembro en Línea

14805685