Sebastián Piñera se adjudica un triunfo contundente en Chile

Sebastián Piñera regresará al Palacio de la Moneda y volverá a suceder a Michelle Bachelet, como ocurriera en 2010. El ex mandatario conservador (2010-2014) se ha impuesto de forma contundente en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile y ha batido con holgura al candidato socialdemócrata Alejandro Guillier.

 

Con el 99,7% del escrutinio, Piñera ha obtenido el 54,5% de los votos frente al 45,5% de Guillier.El senador oficialista ha felicitado enseguida a Piñera y ha reconocido su "dura derrota":

"De las derrotas es de lo que más se aprende, tenemos que renovar nuestros liderazgos y abrirnos a la ciudadanía saliendo de los palacios".

"Es una noche triste, dolorosa -ha admitido Guillier- pero tenemos que seguir trabajando por las reformas que queremos".

Minutos después ha sido la propia presidenta Bachelet la que ha felicitado a Piñera, en una videoconferencia transmitida en directo por los canales de televisión.

"Le deseo una muy buena gestión en su mandato. Usted y yo queremos lo mejor para Chile", le ha transmitido la mandataria. Piñera ha contestado de forma igualmente cortés pese a las notables diferencias políticas entre ambos: "Le quiero pedir algo: recibir sus sabios consejos y experiencia".

Y ambos se han despedido concertando la tradicional cita postelectoral entre el inquilino del Palacio de La Moneda y su sucesor: un desayuno en casa del presidente electo. Será a las nueve de la mañana. Mientras, en las calles de Santiago de Chile y otras ciudades del país cientos de simpatizantes de Piñera celebran ya el triunfo del multimillonario candidato conservador. ¡"Se siente, se siente, Piñera presidente"!, es el grito unánime de sus seguidores. Como ocurriera en la primera vuelta, las encuestas se han vuelto a equivocar. Si entonces auguraron un triunfo más holgado de Piñera, los sondeos pronosticaban ahora una elección muy reñida, algo que finalmente no ha sucedido.

Desde la coalición oficialista de Guillier han atribuido la derrota a la baja participación electoral y a un menor apoyo del esperado por parte de los simpatizantes del Frente Amplio, la coalición de izquierda que quedó en tercer lugar en los comicios de noviembre. Chile Vamos, la formación política de Piñera, obtuvo en la primera vuelta un 36,6% de los votos, muy lejos de las expectativas generadas por los sondeos, que situaban al ex presidente cerca del umbral del 50% y con posibilidades de evitar un segundo asalto electoral. A Guillier, un ex periodista independiente partidario de continuar el legado de centro izquierda de Bachelet, tampoco le fue muy bien en esa primera consulta

Con el 22% de los votos, estuvo a punto de sufrir el 'sorpasso' del emergente Frente Amplio de Beatriz Sánchez, otra ex periodista de izquierdas que ha revolucionado el tablero político desde el 19 de noviembre, cuando quedó en tercera posición con un 20% de los sufragios.

En la balanza de los apoyos electorales, Piñera ha contado con el respaldo explícito del candidato ultraconservador José Antonio Kast, que obtuvo cerca del 8% de los votos en la primera vuelta. A Piñera no le dolieron prendas en estrechar la mano de un candidato que se jacta de ser admirador del dictador Augusto Pinochet.

Con ese respaldo de los votantes de Kast y confiado en una abstención de sectores de la izquierda descontentos con el Gobierno de Nueva Mayoría, Piñera llegaba a la segunda vuelta convencido de que revalidaría el triunfo electoral de 2009.A Guillier, sociólogo y ex periodista con poco recorrido en la política, le bastaba con sumar los votos de todas las fuerzas de centro izquierda que se presentaron en la primera vuelta y que sobrepasaron el umbral del 50%.

Pero el candidato oficialista no ha contado con un pronunciamiento a su favor del Frente Amplio, una amalgama de partidos de izquierda que ahora disputa la hegemonía de ese espectro político con la coalición de Bachelet.

A título personal, Beatriz Sánchez y otros líderes de su movimiento expresaron su apoyo a Guillier. Pero la dirigente de izquierdas volvió a ratificar hoy al ir a votar que el Frente Amplio no formaría parte de un eventual gobierno de Guillier. "No vamos a participar de ninguno de los dos gobiernos. Nosotros vamos a hacer oposición a cualquiera de los candidatos que salga como presidente de Chile", insistió la dirigente izquierdista.Piñera ha prometido que relanzará la debilitada economía chilena durante los próximos cuatro años. En su programa electoral se prevé una serie de medidas para fomentar la inversión y el crédito a las empresas.

La idea del líder conservador es que Chile recobre la senda de crecimiento del 5% que había mantenido de forma estable hasta hace unos años.

 Alejandro Guillier

@guillier

Gracias al pueblo chileno y a las millones de personas que nos entregaron su confianza. Pero esto no se acaba. Seguiremos adelante luchando por los derechos sociales. A estar tranquilos y con la frente en alto, ya que sin duda dimos todo por nuestros ideales. Millones de gracias! pic.twitter.com/nMas55mTfO

19:04 - 17 dic. 2017

 503 503 respuestas   1.627 1.627 Retweets   5.021 5.021 me gusta

Información y privacidad de Twitter Ads

Guillier, por su parte, representaba la continuidad del modelo de Bachelet y se había comprometido a continuar con el programa de reformas progresistas. En su programa electoral prometía avanzar en el proceso de gratuidad de la enseñanza superior, impulsaría una ley de protección de la dependencia y consolidaría la reforma tributaria de Bachelet. Piñera deberá hacer ahora equilibrismo parlamentario para sacar adelante sus propuestas. La reforma del sistema electoral (otro de los cambios modernizadores de Bachelet) ha aumentado de 120 a 155 el número de diputados en la Cámara baja y de 38 a 43, los escaños en el Senado (que llegarán a 50 en 2022). En la primera vuelta electoral quedó definido ese nuevo y complejo mapa parlamentario. Ningún bloque contará con la mayoría absoluta de las cámaras. La coalición de Guillier tendrá 57 diputados.

 

Los partidos que integran Chile Vamos suman 76 diputados, dos escaños por debajo de la mayoría absoluta. El magnate tendrá que hacer gala de una gran cintura política para generar alianzas legislativas a partir de marzo.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 214 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 66 visitantes y ningun miembro en Línea

12749674