Embajada de Estados Unidos señala que “no conspirará”, ante reclamo de Bolivia

El presidente Evo Morales, durante el saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia, hizo referencia a la embajada de Estados Unidos (EEUU) y afirmó que “ojalá” esa representación dirigida por el nuevo encargado de Negocios, Bruce Williamson, no vuelva a conspirar en el territorio nacional.

 

Ante este reclamo, el diplomático fue directo al asegurar : “ No vamos a conspirar contra Bolivia. Somos parte del sistema americano, somos parte de este hemisferio y vamos a buscar relaciones buenas. Muchas gracias”, afirmó antes de salir presuroso de Palacio de Gobierno.

Morales a tiempo de recibir el saludo protocolar de los representantes diplomáticos acreditados en Bolivia, como ocurre anualmente en sus comienzos, no dejó pasar la oportunidad para referirse a Estados Unidos y reiterar sus acusaciones sobre la presunta intromisión de ese gobierno en la política interna.

 “No vamos a conspirar contra Bolivia”, fue la respuesta que dio ayer Bruce Williamson, el nuevo encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en La Paz, ante las palabras del presidente Evo Morales, quien en su discurso ante los embajadores acreditados en Bolivia se dirigió especialmente a Estados Unidos para pedirle que no conspire contra el Gobierno boliviano.

Ante la respuesta concreta del diplomático estadounidense, los periodistas insistieron en preguntar cómo espera conducir las relaciones con el Gobierno de Evo Morales. Williamson aseguró que Estados Unidos busca relaciones buenas.

“Somos parte del sistema americano, somos parte de este hemisferio y vamos a buscar relaciones buenas. Muchas gracias”, afirmó Williamson, antes de salir presuroso de Palacio de Gobierno.

PRESIDENTE

El presidente Morales a tiempo de recibir el saludo protocolar de los representantes diplomáticos acreditados en Bolivia, como ocurre anualmente en sus comienzos, no dejó pasar la oportunidad para referirse a Estados Unidos y reiterar sus acusaciones sobre la presunta intromisión de ese gobierno en la política interna.

“Enfrentamos muchas conspiraciones, y ojalá, soy sincero, directo, discúlpenme, otra vez a la Embajada de Estados Unidos le pido que no conspire al pueblo boliviano, menos a nuestra revolución democrática cultural”, expresó.

Morales manifestó que desde que Bolivia consolidó su liberación política del país del norte se encuentra mejor democráticamente, como también desde que dejó de seguir ciertas políticas impuestas desde afuera.

“Con las disculpas, si está presente acá el representante de la Embajada de Estados Unidos, cuando nos hemos liberado políticamente de la Embajada de Estados Unidos, ahora estamos mejor democráticamente; cuando nos hemos liberado de ciertas políticas impuestas desde arriba y afuera estamos mejor económicamente, a eso se debe el crecimiento económico”, aseguró.

RELACIÓN

En diciembre de 2017, el canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, aseguró que Bolivia espera que en 2018 mejoren sus relaciones con Estados Unidos, tras años de desencuentros con el encargado de Negocios de la embajada estadounidense en La Paz, Peter Brennan.

“Esperemos que el 2018 realmente podamos tener un diálogo de respeto en todos los aspectos”, aseveró Huanacuni, en referencia a lo que espera del sucesor de Brennan, que es Bruce Williamson.

Al respecto, ayer, la presidenta de la Comisión de Política Internacional y Protección al Migrante, diputada, Valeria Silva, afirmó que el gobierno boliviano quiere restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos y con cualquier otro país, siempre y cuando respeten la democracia y la soberanía de nuestro Estado.

“Bolivia -ya lo ha manifestado en voz del Presidente (Evo Morales) y del Canciller (Fernando Huanacuni) en otras oportunidades- tiene toda la intención de restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y con cualquier otro país, siempre y cuando se respete nuestra democracia y nuestra soberanía”, enfatizó.

DIFÍCIL PROCESO

Desde que Morales asumió la Presidencia de nuestro país, las relaciones entre ambos estados se alejaron diplomáticamente, con la expulsión del embajador Philip Goldberg, en 2008, y de Usaid (Oficina de cooperación).

La acusación recurrente de Morales es que supuestamente el gobierno estadounidense se entromete en asuntos de la política interna del país. Ello fue varias veces negado por la representación diplomática. Sin embargo, la situación de virtual distanciamiento no cambia.

Brennan, antes de dejar Bolivia, en diciembre del año pasado, manifestó que es aún una tarea complicada el restablecimiento de embajadores entre La Paz y Washington, por las constantes “acusaciones” del Gobierno boliviano contra Estados Unidos.

“Primero hay un proceso dentro del Departamento de Estado para seleccionar a un embajador, luego pasa por la Casa Blanca y va al Senado, y en todos estos pasos la pregunta es: ¿qué ha cambiado en la relación? ¿Por qué debemos volver a nivel de embajadores? Y por eso es que tenemos que tener razones claras para restablecer la relación, y si existen siempre declaraciones en contra de nuestro país, muchos van a preguntarse ¿Por qué restablecer estas relaciones a nivel de embajadores?”, declaró Brennan al diario Los Tiempos, de Cochabamba.

 

El encargado de Negocios es el máximo representante estadounidense en Bolivia desde 2008, cuando el presidente Morales expulsó al entonces embajador en La Paz, Philip Goldberg, acusándole de conspirar contra su Gobierno.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 173 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 147 visitantes y ningun miembro en Línea

12475268