“Un hombre está vendiendo su riñón para poder salir de Venezuela”

La directora de la Fundación Identidad, que recibe a los emigrantes venezolanos que llegan por miles a Argentina, analizó para Infobae las razones del éxodo masivo y advirtió: “Hay que hacer un control sanitario de los venezolanos que llegan porque allí hay enfermedades que aquí ya no existen”

 

La migración venezolana es uno de los fenómenos más fuertes que se han dado en los últimos años en la región. Miles y miles de personas huyen como pueden. Hay perseguidos políticos, enfermos que no consiguen medicinas ni tratamiento, desempleados crónicos, gente con hambre, mucha hambre.

Las ciudades fronterizas de Colombia y Brasil están colapsadas. Los venezolanos llegan allí sin nada, con -literalmente- lo puesto y sobreviven en improvisados campamentos. Los gobiernos de la región los consideran inmigrantes, no refugiados, y no tienen ningún plan para contenerlos. El escenario es tierra fértil para la xenofobia, la prostitución, la delincuencia y la trata de personas.

 Hay que hacer un control sanitario de los venezolanos que llegan porque allí hay enfermedades que en Argentina ya no existen

Argentina vive desde 2014 un crecimiento evidente de inmigrantes venezolanos. En 2014 se radicaron en el país 2.626; en 2015, 5.780; en 2016, 12.859 y el año pasado llegaron 31.167. Sólo en enero de este año, ingresaron 9.800 y según las proyecciones, podrían sumar 120.000 en este 2018.

Antonieta Benítez es la Directora ejecutiva de la Fundación Identidad, una organización cuyo objetivo es lograr una migración organizada. Ella es venezolana y como muchos otros, llegó a la Argentina por razones políticas.

"Nos llegó un caso de un hombre que está vendiendo su riñón para salir de Venezuela", cuenta Benítez en diálogo con Infobae. El dramático ejemplo busca graficar la desesperación de los venezolanos por salir de su país.

Su fundación está lista para ayudar a organizar a esta diáspora venezolana. Tiene un método y busca el respaldo de toda la sociedad para crear una "conciencia migratoria".

En la entrevista con Infobae, explica que Venezuela, históricamente, ha sido un país receptor de inmigrantes, pero por razones políticas -"que decantaron en problemas sociales y económicos"- la gente considera imposible seguir viviendo en Venezuela. "Es un tema de sobrevivencia. La gente sobrevive fuera de Venezuela".

 

Según detalla, en los primeros años se fue la gente de clase media alta, que podía sostenerse fuera del país, con dinero o ahorros. Pero ahora está saliendo gente que no tiene nada: "Somos muchos venezolanos saliendo al mismo tiempo y esto cambia el esquema de las migracione normales. Las comunes crecen en ciertas épocas, se detienen y vuelven. Este caso debimos haberlo previsto, como ocurrió con Cuba, o con la Unión Soviética."

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 315 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 40 visitantes y ningun miembro en Línea

12977223