En la Cumbre de las Américas, presidentes censuran al dictador Nicolas Maduro

Estados Unidos y los países del Grupo de Lima advirtieron ayer al presidente venezolano Nicolás Maduro que las elecciones del 20 de mayo carecerán de legitimidad si excluyen a la oposición, en una declaración emitida al cierre de la Cumbre de las Américas.

 

Los 16 países firmantes de la declaración exigieron “elecciones presidenciales con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos, que incluya la participación de todos los actores políticos venezolanos”. Además ratificaron “que unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de legitimidad y credibilidad”.

El documento fue emitido por el Grupo de Lima y Estados Unidos, y no por la Cumbre de las Américas, debido a una falta de consenso entre los 33 países participantes en el cónclave continental, entre los que hay aliados del Gobierno de Caracas, Cuba y Bolivia.

“Estamos sumamente preocupados por la situación venezolana”, dijo el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en una conferencia de prensa al cierre de la cumbre. Canadá integra el Grupo de Lima.

En Caracas, Maduro calificó ayer de “fracaso total” la Cumbre de las Américas por finalizar sin consenso alrededor de peticiones para desconocer las elecciones en el país petrolero.

 

El comunicado lo firman Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y EEUU. Es la primera vez que este último y Bahamas firman una declaración con el Grupo de Lima.

Presidentes de Latinoamérica censuraron al régimen de Nicolás Maduro y anunciaron, durante la VII Cumbre de las Américas en Lima, Perú, que no reconocerán los resultados que emerjan de las presidenciales y legislativas que se realizarán en Venezuela el 20 de mayo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que su país no reconocerá los resultados de las elecciones en Venezuela y que será implacable con el régimen de Nicolás Maduro: “No reconoceremos los resultados de unas elecciones que están maquilladas para legitimizar una dictadura, en tanto la crisis social se sigue agravando cada día más”.

Similar criterio tuvo el presidente de Argentina Mauricio Macri, quien aseguró que las elecciones de Venezuela carecen de condiciones y condenó la existencia de presos políticos en el país: “La argentina va a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo”.

Para el primer mandatario de Chile, Sebastián Piñera, las elecciones  en Venezuela no cumplen con los requisitos mínimos de una votación: “Las elecciones que han sido llamadas en Venezuela no son democráticas, no son transparentes".

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, denunció el éxodo masivo de venezolanos ante la "imposición de las elecciones presidenciales anticipadas que se celebrarán próximamente”, y en las que recordó que no participará la oposición.

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, dijo que “una nación carente de procesos electorales limpios, que desprecia los derechos humanos, es proclive a la corrupción. En ese sentido firmamos los acuerdos con el Grupo de Lima sobre la situación en Venezuela".

Mientras que el presidente Evo Morales defendió al régimen de Nicolás Maduro y lamentó su ausencia en la Cumbre de las Américas. Morales cuestionó las sanciones económicas y amenazas de invasión por parte de Estados Unidos.

“Bolivia condena categóricamente las sanciones unilaterales y las amenazas de invasión realizadas por el gobierno de Estados Unidos en contra de Venezuela.

Nuestra región no es un patio trasero de nadie. Lamentamos que nuestro hermano Nicolás Maduro no esté sentado junto a nosotros producto de las presiones de los Estados Unidos”, señaló.

Por otro lado, otros gobernantes lamentaron la crisis económica y humanitaria que atraviesa Venezuela y pidieron al gobierno de Maduro que acepte la ayuda internacional. Uno de ellos fue el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien espera que sean los propios venezolanos los que puedan "resolver de manera pacífica" la crisis que afronta su país.

“Esperamos que sea posible para los propios venezolanos resolver la crisis de manera pacífica, por medio del restablecimiento de la democracia”, señalo en su intervención.

En este mismo sentido, el presidente de Brasil, Michel Temer, declaró que “ya no hay espacio para alternativas a la democracia en la región. Por eso queremos una OEA que actúe cada vez más con sus instrumentos de protección de los derechos humanos, y pueda ayudar a Venezuela a reencontrarse con su trayectoria democrática”.

Mientras que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo el viernes que su país quiere impulsar "más sanciones" para aislar al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Dijo que aprovechará la Cumbre de las Américas para pedir a Latinoamérica y al mundo que aumenten su presión contra el chavismo.

"Nuestro mensaje buscará unir a nuestros aliados para afrontar esta crisis humanitaria, pero también traemos un llamado a (imponer) más sanciones, más aislamiento y más presión diplomática, empezando en nuestro continente pero también en el resto del mundo, para reconocer que Venezuela es una dictadura", afirmó.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 167 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 132 visitantes y ningun miembro en Línea

12618848