Ecuador resolvió retirarse de Unasur y pidió devolución del edificio para crear universidad indígena

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, resolvió retirar a su país de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y pidió la devolución del edificio que alberga la secretaría general del organismo en las afueras de Quito.

 “Hoy quiero comunicar al Ecuador nuestro retiro definitivo de Unasur”, dijo Moreno en una cadena de radio y televisión, agregando que planea entregar la sede del bloque regional a la Universidad Indígena de su país.

Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Paraguay habían suspendido en 2018 sus actividades en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) ante la falta de un secretario general. Con el abandono de Ecuador, el bloque, que en principio estaba integrado por 12 naciones, quedó reducido a un grupo de cinco.

La salida de Ecuador implica que el país deja de aportar económicamente al organismo, cuya sede había sido donada por Quito, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

Por otro lado, el autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, ha agradecido al gobierno de Lenín Moreno por su decisión de retirar a Ecuador de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) porque contribuiría a “acabar con el encubrimiento dictatorial”.

Unasur nació en 2008 por iniciativa del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, en un momento en el que la mayoría de los gobiernos de la región formaban parte de la llamada corriente bolivariana.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, publicó un mensaje en su Twitter en el cual agradeció al mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, por su decisión de retirarse oficialmente del tratado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Agradecemos al presidente Lenín Moreno, de Ecuador, por acabar con el encubrimiento dictatorial que representaba Unasur”, expresó Guaidó en la red social.

En este sentido, el político indicó que su gira por países latinoamericanos significó “el fin de la petrodiplomacia”.

“Fue el inicio de la construcción de una integración suramericana realmente democrática y libertaria”, finalizó.

Ecuador dio a Unasur "mucho más de lo que tenía" económicamente, según Moreno

La agencia EFE reflejó las declaraciones del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró ayer que su país abandonaba la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) tras haber aportado mucho más dinero del que tenía para su funcionamiento.

"Ecuador puso mucho más de lo que tenía. Entregó como sede un edificio de 40 millones de dólares. En lugar de destinar ese dinero a los jubilados, a los niños para educación, lo pusieron en un edificio que hace oda al despilfarro", criticó Moreno en un mensaje televisado.

La actual sede de Unasur, en el norte de Quito, costó 43,5 millones de dólares y fue inaugurada en diciembre de 2014, durante el mandato del expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien cedió ese edificio para albergar la Secretaría General del organismo.

El actual primer mandatario ya arremetió contra su predecesor en el cargo por haber puesto a disposición del organismo internacional un edificio "carísimo", que él ahora quiere convertir en la sede de una universidad indígena.

Respecto a este tema, Moreno anunció en su mensaje de este miércoles que, como los "legítimos dueños", solicitaron que el edificio volviera a manos de Ecuador "con absoluto respeto a los procedimientos en derecho, aplicables al caso".

Por otro lado, Ecuador aportó 336.669 dólares para el presupuesto de Unasur en 2018, lo que le convirtió en el séptimo mayor donante del organismo, reportó la agencia EFE.

Este presupuesto fue decreciendo conforme pasaban los años, de tal manera que para el 2015, Ecuador aportó 434.569 dólares por los 404.149 que otorgó en 2016 y 2017, según se desprende de los documentos con los presupuestos aprobados por la unión suramericana cada uno de esos periodos.

Unasur nació el 23 de mayo de 2008 como un proyecto de carácter progresista impulsado por los regímenes de izquierda en Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador y Bolivia.

 

Los cambios de gobierno en la región, con una notoria tendencia hacia la derecha en países como Argentina, Brasil y Chile, fueron despojando del consenso al organismo regional, que está sin secretario general desde 2017, cuando abandonó el puesto el expresidente colombiano Ernesto Samper.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 168 veces

Visitantes en linea

Tenemos 90 visitantes y ningun miembro en Línea

13429890