En Pisiga piden a Dios se apiade de los migrantes bolivianos que vuelven de Chile por el coronavirus

En Pisiga región fronteriza entre Bolivia – Chile alrededor de 400 personas, soportan momentos dramáticos, debido a que fueron retenidos en este lugar fronterizo para cumplir protocolos de salud y por la cuarentena que se ha decretado en el país por la proliferación del coronavirus que asusta a muchas familias en todo el mundo.

El regreso de bolivianos de Chile colapsa la pequeña población de Pisiga y las instalaciones del centro de Salud, ubicado en el municipio de Sabaya en el departamento de Oruro.

El municipio de Sabaya, ubicado en el departamento de Oruro, colapsó ante el numeroso retorno de bolivianos desde la República de Chile, por la alerta sanitaria del coronavirus COVID-19.

Sin equipos de bioseguridad, carencia de infraestructura y otras deficiencias, se alberga a bolivianos que vuelen de Chile, en la frontera de Pisiga.

El alcalde de Sabaya - Oruro, Pablo Villca, pide ayuda al gobierno de Bolivia. "Para poner en cuarentana a mas de 400 personas que llegaron de Chile. Se ha dispuesto el colegio "Simon Bolivar" y hay filas en la frontera, ya no tenemos espacio, algunos están en el tinglado de la Unidad Educativa, no sabemos si algunos de ellos tienen coronavirus" informó.

El alcalde municipal de Sabaya, Pablo Villca Viza da cuenta que más de 400 bolivianos retornaron entre el domingo y el lunes, lo que superó las instalaciones habilitadas para una cuarentena. Autoridades locales pidieron ayuda para trasladar a esas personas a otros departamentos.

"La infraestructura no nos da para hacer la cuarentena los 14 días en frontera, ayer (domingo) coordinamos, hemos improvisado en una unidad educativa. Estamos haciendo ese chequeo y seleccionando a qué departamentos se tienen que ir los que están retornando", informó el alcalde de Sabaya, Pablo Villca.

Según la autoridad, el Ministerio de Defensa ordenó que en el municipio fronterizo se aplique la cuarentena para los connacionales que regresan. Se entregaron colchones y frazadas para 60 personas, y no alcanza para la cantidad sumada hasta hoy, lunes.

La cuarentena en este municipio presenta debilidad por la falta de equipos de bioseguridad. “Faltan barbijos, alcohol en gel y trajes especiales para la atención”, agregó Villca y pidió al Ministerio de Salud la dotación de los insumos sanitarios ya que los recursos de la Alcaldía no alcanzan para cubrir esos gastos.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 348 veces

Visitantes en linea

Tenemos 137 visitantes y ningun miembro en Línea

14805584