EEUU amenaza en la ONU con nueva acción militar en Siria

Estados Unidos advirtió que está listo para lanzar nuevos ataques contra el régimen sirio al día siguiente de haber bombardeado una base aérea en Siria, que reaccionó con furia junto a sus aliados Rusia e Irán.

 

“Estados Unidos tomó una decisión muy mesurada la noche pasada” con el ataque a la base aérea siria, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, ante el Consejo de Seguridad, que sesionó de emergencia tras el primer ataque de Washington contra las fuerzas sirias.

La diplomática enfatizó “estamos dispuestos a hacer más, pero esperamos que ello no sea necesario”.

El ataque estadounidense fue una represalia tres días después de un presunto ataque con armas químicas contra la ciudad rebelde Jan Sheijun, que dejó más de 85 muertos y del que fue responsabilizado el régimen de Bachar al Asad.

El Pentágono sospecha que Siria recibió ayuda para realizar el supuesto ataque químico, aunque funcionarios estadounidenses no se atrevieron a acusar a Rusia de complicidad.

El lanzamiento de 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea de Al Shayrat, cerca de la ciudad de Homs, causó la cólera de Rusia e Irán, aliados de Asad.

Rusia denunció ayer en la ONU que el ataque de EEUU en Siria es un “acto de agresión ilegítimo” y advirtió de las consecuencias “extremadamente graves” para la estabilidad internacional que pueden tener esas acciones.

“Se trata de una flagrante violación de la ley internacional”, afirmó el representante ruso ante el Consejo de Seguridad, Vladimir Safronkov.

El presidente ruso, Vladimir Putin, consideró en cambio que la operación “causa un perjuicio considerable a las relaciones entre EEUU y Rusia”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por su parte, la Presidencia siria calificó por su lado los bombardeos estadounidenses de acto “irresponsable” e “idiota”.

En tanto, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Francia y Gran Bretaña instaron, de su lado, a buscar una solución “política” en Siria, sumergida en la guerra desde 2011.

Los bombardeos con misiles fueron ordenados el jueves por la noche por el presidente estadounidense, Donald Trump.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) indicó que siete soldados habían fallecido y que el aeropuerto militar “fue casi totalmente destruido: los aviones, la pista, el depósito de combustible y el edificio de la defensa aérea han sido pulverizados”.

Las fuerzas del régimen buscan recuperar los últimos bastiones en manos de los rebeldes, especialmente en la provincia de Idlib, y de los diferentes grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI).

La decisión de Trump fue bastante bien recibida por los otros países implicados en la crisis siria, como Turquía y Estados europeos.

Los Gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay, Perú y Uruguay manifestaron, en un comunicado conjunto, su profunda preocupación ante la escalada de violencia en Siria y condenaron enérgicamente el inhumano empleo de armas químicas en contra de la población civil, en particular niños.

Rusia reforzará defensa de bases aéreas de Siria

Moscú.- Rusia reforzará la defensa de las bases aéreas sirias, luego del ataque de Estados Unidos contra las instalaciones de Al Shasit bajo argumentos falsos, aseguró ayer el portavoz Ministerio de Defensa, mayor Igor Konashenkov.

La agresión con 59 cohetes Tomahawk contra la referida base siria, en la provincia de Homs, fue calificada como una violación del derecho internacional y de lo establecido en materia de seguridad en el memorando de cooperación ruso-estadounidense.

La pista de aterrizaje, apuntó, y la mayoría de los hangares reforzados de la base aérea, así como de los aviones, quedaron intactos, algo que también constató un reportaje exclusivo del canal estatal Rossia en la citada instalación.

Konashenkov afirmó que por el momento se reportan dos militares desaparecidos y cuatro muertos, en un hecho que lleva a Rusia a suspender el memorando de colaboración con Estados Unidos para evitar incidentes en el espacio aéreo sirio.

Una acción de esa envergadura fue planificada con mucho tiempo de antelación, pues ello requiere acciones complejas de exploración, lo cual de seguro ocurrió mucho antes del incidente con armas químicas en la localidad de Jan Sherjon, estimó.

Estados Unidos solo esperaba un pretexto para realizar la operación, destacó el general ruso.

Por otro lado, Estados Unidos ha asegurado ayer que está preparado para “hacer más” en Siria tras su primer ataque contra el régimen de Damasco, pero confió en que no sea necesario.

“Estados Unidos tomó anoche un paso muy calculado. Estamos preparados para hacer más, pero esperamos que no sea necesario”, dijo

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un discurso ante el Consejo de Seguridad, defendió la acción militar de su país y aseguró que Washington no puede mantenerse al margen cuando se utilizan armas químicas, pues considera “un interés vital de seguridad nacional”.

 

Haley aseguró, además, que tanto Irán como Rusia tienen responsabilidad en el ataque químico del pasado martes por su defensa del régimen de Damasco. “Cada vez que Al Asad ha pasado la raya de la decencia humana, Rusia le ha respaldado”, acotó.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 144 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 84 visitantes y ningun miembro en Línea