20 mil devotos hicieron la promesa ante el Señor de El Gran Poder

Devotos danzarines, pertenecientes a 65 fraternidades, realizaron ayer la promesa ante el Señor Jesús del Gran Poder para participar en la festividad que se celebrará el próximo sábado 10 en La Paz. La denominada “Fiesta Mayor de los Andes” es la máxima expresión folklórica en un evento que se realiza anualmente a devoción del Señor.

 

 

Miles de devotos danzarines realizaron ayer la promesa ante el Señor Jesús del Gran Poder para participar en la festividad que se celebra en la sede de Gobierno conocida también como la mayor expresión religiosa de los Andes. Algunos postrados de rodillas, sin sombreros, con agua bendita administrada por el párroco de la Iglesia, Vladimir Rocha, se acercaron solemnemente a la venerada imagen para expresar su fe y devoción.

Al pasar por la puerta de la Iglesia, localizada en la calle Antonio Gallardo, en la popular zona del mismo nombre, se encontraba la imagen venerada por décadas del Señor Jesús de Gran Poder.

Arrodillados ante la imagen, los bailarines luego de romper filas, cada uno ingresó al recinto religioso para manifestar en silencio su promesa de acompañar la festividad en los siguientes años. Unos se persignaban, mientras otros en señal de veneración se quitaban los sombreros y algunos tocaban la imagen y su manto sagrado pronunciando una oración con los ojos cerrados, demostrando así, la fe individual en un acto que parecía casi privado.

Un devoto danzarín de la conocida Morenada Rosas de la localidad de Viacha se acercó a la imagen con lágrimas y agradeció los favores recibidos con las siguientes palabras: “Gracias Tata… por ti voy a bailar…gracias”, acto seguido, guardó silencio, se persignó y luego muy compungido, se alejó de la imagen. Esta ceremonia fue asumida por los demás devotos, quienes agradecieron las bendiciones.

La promesa se inicio a las 8.00 horas de la mañana en la plaza Ben Hur, encabezada por la morenada “Plana Mayor”, continuando su trayecto por la calle Nataniel Aguirre, enfilando luego por la vía Maximiliano Paredes hasta llegar a la avenida Buenos Aires. De este punto, las 65 fraternidades prosiguieron por la calle Vicente Ochoa y Antonio Gallardo hasta la calle Sagárnaga, para concluir finalmente en la calle Illampu a la altura de la avenida Mariscal Santa Cruz.

Las joyas y elegancia en los trajes de los danzantes salieron a relucir en la frígida mañana de la ciudad. Encabezaron el acto, Raúl Müller y Nora Tito de Müller, denominados Prestes Mayores de la festividad. Se observó las preciadas joyas de oro, algunas devotas llevaban una cadena con la imagen de la Virgen María. Los anillos, prendedores y aretes cobraron vida con la cadencia de los danzarines. “Estoy emocionado por recibir esta fiesta con fe y devoción”, manifestó Müller.

 

“La promesa significa comprometerse con él (Santo) para bailar en su honor, ser solidarios, humanitarios y agradecerle por todas sus bendiciones” explicó la preste Mayor, representante de la fraternidad Poderosa Illimani.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 99 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 162 visitantes y ningun miembro en Línea