En Venezuela un mendigo descuartiza un perro en la calle para poder comer

La crisis económica y social en Venezuela avanza sin límites a la vista. La situación ha llegado a un punto tan crítico que algunas personas han optado por medidas desesperadas. Este domingo, comenzaron a circular imágenes de un mendigo que, sin acceso a otras formas de alimentación, decidió descuartizar a un perro en plena vía pública para poder comer.

 

El hecho se registró en Los Guayos, un populoso distrito de Carabobo. Allí, en una de las avenidas principales, los usuarios grabaron a un ciudadano que, con un cuchillo en la mano, saca trozos de carne del animal.

"Sólo en Venezuela. La gente despescuezando los perros para poder comer. Maduro, lo estás haciendo bien, hermano", comenta irónicamente un transeúnte. El sujeto, rodeado de basura, declara algo que no es captado por la cámara.

En otra grabación, otra persona señala: "Se ve y no se cree. Eso es para que sigan votando por este gobierno".

La escena es rodeada por otras personas que observan el hecho con algo de incredulidad y resignación por la situación.

La crisis ha pegado duro en el estómago, ya que en el 80% de los hogares no se come de forma adecuada y más de la mitad de los padres del país prescinde de comidas para alimentar a sus hijos . "Más del 60 % de los representantes de los hogares están dejando de comer o están acostándose con hambre para rendir los alimentos porque no había suficiente dinero para la compra", dijo la médica especialista en nutrición Marianella Herrera, que acaba de presentar los resultados de 2017 de la Encuesta sobre Condiciones de Vida en el país.

En Venezuela el salario mínimo apenas alcanza para poco más de dos kilos de carne, lo que limita la dieta a arroz o tubérculos como la yuca, según un estudio de las principales universidades del país que ubicó la pobreza en 87% en 2017.

Los zoológicos también han sido escenarios donde se retrata el hambre. Además del suministro irregular de alimentos, el único zoo del estado Zulia, fronterizo con Colombia, ha sido acosado por robos. En 2016 al menos 40 animales, entre ellos una danta (tapir) fueron sustraídos por su carne.

La inseguridad afecta a otros zoológicos como el de Caricuao, en Caracas, donde en 2016 mataron un caballo para robar su carne. En enero medios del estado Falcón (oeste) reseñaron el robo de dos báquiros (cerdos salvajes).

 

Mientras, en el zoo de Bararida (250 km al suroeste de Caracas) se han robado gallinetas, pavos reales y picures, confirmó Carlos Silva, veterinario del sitio desde hace 13 años.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 158 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 124 visitantes y ningun miembro en Línea

12749741