Tres españoles mueren en Perú, se desencadeno una avalancha

Los tres catalanes fallecidos la madrugada del domingo, junto a su guía local, tras realizar la cima del pico Nevado Mateo, en Perú, de 5.150 metros de altura, tenían 26 años y eran de Cerdanyola del Vallès, un municipio ubicado a unos 10 kilómetros de Barcelona.

 

Dos de ellos, Sergi Porteros Villar y Adrià Sanjuan Perelló, habían estudiado Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Gerard Borrull Regal era licenciado en Economía por la Pompeu Fabra.

Los tres jóvenes eran aficionados a la montaña aunque ninguno de ellos formaba parte de la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña (FEEC), según ha informado hoy la entidad.

Tampoco eran miembros de las agrupaciones locales de su municipio ni acudían al rocódromo. Practicaban el montañismo "como una afición más", ha asegurado el presidente de la FEEC, Jordi Merino.

Sergi Porteros estaba vinculado al mundo del deporte y había formado parte del club de balonmano de Sant Cugat. “El Handbol Sant Cugat, conmocionado por la muerte del exjugador del club Sergi Porteros Villar, expresa todo su apoyo y afecto a la familia y amigos de nuestro compañero y al resto de familiares de los otros dos alpinistas muertos en Perú”, ha escrito en su web el equipo deportivo.

También pertenecía a la colla castellera del municipio, los Gausacs.

Gerard Borrull trabajaba como analista en la empresa internacional Kantar, radicada en Sant Cugat del Vallès, desde hacía al menos tres años. Vivía en el barrio residencial de Serraparera, en Cerdanyola, donde también residía Pablo Belmonte, el único superviviente de la excursión, igualmente de 26 años, que logró avisar a los equipos de emergencia.

La tercera víctima, Adrià Sanjuan, había trabajado como técnico en los bomberos de Barcelona, según ha confirmado una portavoz municipal.

En la actualidad no estaba contratado por el Ayuntamiento de Barcelona, pero lo estuvo en dos periodos distintos, entre 2015 y 2017.

El joven ingeniero había realizado el final de máster en la Universidad Técnica Federico Santa María, en Valparaíso, en Chile.

Los jóvenes murieron después de que uno de ellos resbalase y arrastrase a los demás, que iban encordados, lo que desencadenó un alud.

 

Los ayuntamientos de Cerdanyola y Sant Cugat del Vallès, a los que estaban vinculados, han decretado un día de luto oficial por la muerte de los tres montañeros y del guía local, Rubén Darío Alva, de 39 años, que les acompañaba. Además, las banderas ondearán a media asta para “honrar y recordar” a las cuatro víctimas.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 97 veces

Visitantes en linea

Tenemos 173 visitantes y ningun miembro en Línea

13342137