Explosiones de Oruro tuvieron móvil político y no sentimental, según afectados

Familiares de Ana Fernández, víctima de la explosión del 10 de febrero en Oruro, manifestaron que el móvil de las detonaciones fue político y no pasional porque la ciudadanía tenía previsto movilizarse en defensa del 21F, la explosión detuvo esa manifestación.

 

El hijo de la extinta, Jefferson Gutiérrez Fernández, anunció que el caso será denunciado ante la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) por abuso policial en las investigaciones del hecho.

Familiares de Ana Fernández, víctimas de la explosión del 10 de febrero en Oruro, manifestaron que el móvil de las detonaciones fue político y no pasional porque la ciudadanía orureña tenía previsto movilizarse en defensa del 21F, la explosión detuvo esa manifestación.

El hijo de la extinta Ana Fernández, Jefferson Gutiérrez Fernández, anunció que el caso será denunciado ante la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), por abuso policial en las investigaciones del hecho.

“Los vecinos de Oruro tenían la intención de movilizarse el 21 F en contra de la reelección de Evo Morales, sin embargo, de manera extraña ocurrió la primera explosión que detuvo la manifestación popular. Por eso, desmentimos la versión vertida por la Policía que señala que el móvil fue económico y pasional, venimos a La Paz con el fin de pedir una investigación seria” aseguró Gutiérrez.

Cinco personas entre familiares y amigos de Jefferson Gutiérrez llegaron a La Paz con el fin de desmentir todas las versiones que la Policía dio a conocer durante las últimas semanas sobre las explosiones de Oruro.

Gutiérrez declaró que las investigaciones que realizan los uniformados al mando del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) departamental de La Paz son negligentes y están direccionadas a inculpar a los miembros de la familia Gutiérrez Fernández.

“Existió mucha negligencia policial en Oruro, se inventaron información para sustentar que el móvil era económico y pasional y eso nos molesta. Creemos que la Policía no hizo bien su trabajo, por eso venimos a La Paz para pedir justicia y una investigación correcta porque no buscaron a otros sospechosos y sólo atacaron a mi familia desde un principio”, lamentó el hijo de Ana Fernández.

Asimismo, Gutiérrez denunció abuso policial durante toda la investigación en contra de varios miembros de su familia y anunciaron que recurrirán ante la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) para denunciar esos excesos.

“Cuando nosotros fuimos a la Felcc voluntariamente los policías de manera extraña nos subieron a una movilidad y bajo amenazas de toda índole querían que inculpemos a nuestros familiares. Uno de mis sobrinos nos contó entre sollozos que fue golpeado por el personal de inteligencia mientras le mostraban una foto de mi mamá (Ana Fernández)”, relató Gutiérrez.

Por su parte, el director departamental de la Felcc de La Paz, a cargo de las investigaciones, declaró que la familia Gutiérrez Fernández no colabora con los funcionarios policiales que investigan el caso.

Los familiares no nos permiten realizar el trabajo investigativo, no quieren declarar y con esa actitud impiden que lleguemos a la verdad histórica de los hechos sobre las explosiones” lamentó la autoridad policial.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló que en las siguientes horas se convocará a declarar a la hija de la extinta Ana Fernández, una vez conocidas sus declaraciones se evaluará el estado de situación de las investigaciones.

Con relación al principal sospechoso de las explosiones, identificado hasta ahora como Juan H. que guarda detención preventiva en San Pedro de Oruro, los familiares coincidieron en que no tomarán medidas contra esta persona, pues no conocen los elementos que realmente lo inculpan.

“Los policías no nos permiten tener acceso al cuaderno de investigaciones por eso no tomaremos medidas contra Juan Carlos H., creemos que el no tiene culpa dentro de este proceso y varias personas que lo conocen lo apoyan y dudan de las acusaciones vertidas en su contra” finalizó Gutiérrez.

 

Por su parte, la presidenta de la (APDH), Amparo Carvajal, expresó su extrañeza y preocupación por el caso que no es resuelto desde hace dos meses por los funcionarios policiales y aseguró que sí existió abuso policial, por lo que esa institución tomara cartas en el asunto.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 144 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

12555413