García Linera acepta debate con los seis opositores

El vicepresidente Álvaro García Linera ratificó su disposición a debatir con la oposición  en un escueto mensaje a través de su oficina de comunicación que aclara que “convocó al debate a los seis políticos juntos” en alusión a todos los firmantes  de la declaración en defensa de la democracia y la justicia.

 

La respuesta se conoció a poco de que al menos cuatro de las seis exautoridades y líderes de la oposición aceptaran debatir con la segunda autoridad del Gobierno del MAS y saludaron que por primera vez en 11 años muestre  disposición a una deliberación democrática.

García Linera dijo en su mensaje que debatirá con los seis juntos “para que no se quejen luego de que los he abusado uno por uno".

Por separado,  Rubén Costas, Jorge Quiroga, Víctor Hugo Cárdenas y Samuel Doria Medina, dijeron que aún de los insultos que García Linera profirió en contra de ellos  estaban dispuestos a debatir.  El expresidente Quiroga sugirió que el debate se realice el lunes 18 de abril y le pidió que elija hora y canal de televisión.

Al menos cuatro de los seis políticos de oposición que el miércoles pasado suscribieron una declaración “en defensa de la democracia” aceptaron ayer el desafío a debatir con el vicepresidente Álvaro García Linera, e incluso algunos pusieron hora y lugar. El segundo mandatario respondió, sin embargo, que quiere a “los seis en uno” y no “uno por uno”. Quienes aceptaron el debate son Víctor Hugo Cárdenas, Jorge Quiroga, Rubén Costas y Samuel Doria Medina. Carlos Mesa, en tanto, sin hacer referencia al debate, dijo que su compromiso por el mar seguía “inalterable”.

En un escueto comunicado que salió de la oficina de Comunicación de la Vicepresidencia, García Linera aclaró haber convocado al debate “a los seis políticos juntos” “para que no se quejen luego de que los he abusado uno por uno”.

La respuesta se conoció después de que al menos cuatro políticos saludaron la apertura al debate, al que calificaron de positivo toda vez que el Gobierno ha estado rehuyendo de esta dinámica durante más de 11 años.

La pulseta comenzó el pasado 12 de abril, cuando el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas; el expresidente Carlos Mesa; el también expresidente y excandidato presidencial, Jorge Quiroga, el gobernador de Santa Cruz Rubén Costas; el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, y el actual alcalde de La Paz, Luis Revilla, suscribieron una declaración conjunta por la democracia.

En ese pronunciamiento, además, los opositores demandaron respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 y denunciaron una suerte de judicialización de la política.

El encuentro sirvió al día siguiente para que García Linera calificara el encuentro como una “juntucha política” y “nueva alianza de la derecha”, además de desafiarles a debatir todo tipo de temas, como democracia, justicia, sociología, economía y “hasta de matemáticas”.

El primero en aceptar el debate fue Cárdenas, quien pidió a García Linera que ponga lugar y fecha, y mencionó que su tema de preferencia para el debate es indigenismo. “Celebro el giro del Vicepresidente, que después de 11 años de agredir e insultar a opositores, ahora da un gesto y que se muestre dispuesto a debatir y dialogar, eso me parece excelente”,  declaró Cárdenas el jueves.

Ayer, Quiroga sugirió que el debate se realice el lunes 18 de abril y le pidió que elija hora y canal de televisión. Reiteró los temas de la agenda planteada en el pronunciamiento conjunto y sugirió hablar del “despilfarro y el derroche económico de este Gobierno, sobre la corrupción galopante, sobre la persecución política, sobre el narcotráfico, la sumisión a Venezuela, la judicialización de la política, sobre las mentiras del caso Zapata, sobre lo que él en persona hizo cuando en democracia atentaba con acciones terroristas y otras reñidas con la ley”.

Por su parte, Costas escribió en su cuenta de Twitter, que “para el debate democrático siempre vamos a estar dispuestos”, y recordó que “para los insultos ellos han sido campeones durante estos 11 años”.

Samuel Doria Medina explicó que “Nos unimos y proponemos democracia, justicia y libertad” y respondió con un “claro que sí” cuando se le consultó si debatiría con García Linera.

 

Por primera vez en 11 años de predominio del Movimiento Al Socialismo (MAS), el pasado 12 de abril los seis políticos de oposición acordaron “una declaración conjunta por la democracia y la justicia” y anunciaron su decisión de trabajar de manera unida para “denunciar” ante el país y la comunidad internacional las acciones del Gobierno.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 211 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 261 visitantes y ningun miembro en Línea