Las fallidas operaciones de Bolivia contra Chile en foros internacionales

El ministro de Justicia, Héctor Arce, reveló hoy indicios de tortura contra los nueve bolivianos que fueron capturados en marzo en la frontera con Chile, dijo que los carabineros chilenos "les dieron culatazos en la cara y en la cabeza" y que los intimidaron con disparos cerca de los oídos.

 

"Los han reducido, los han obligado a hincarse, les han dado culatazos en la zara y en la cabeza, los han enmanillado en el suelo y cuando estaban enmanillados en el suelo, según las declaraciones (de los detenidos), han disparado a derecha e izquierda cerca de sus oídos", dijo en una entrevista con medios estatales.

"Esto es un acto de tortura que no se admite ni siquiera en prisioneros de guerra, ni siquiera en una situación de guerra se admite que se dispare a una persona que está reducida en el suelo, enmanillada, indefensa, se dispare a los costados", agregó Arce.

El ministro dijo que se trata de una actitud agresiva de las autoridades chilenas contra funcionarios que combatían el contrabando, quienes terminaron criminalizados y encarcelados hace más de 80 días acusados por robo, contrabando y tenencia de armas.

"Nosotros no estamos en guerra con Chile, se supone que estamos luchando ambos contra un delito transnacional", pero los carabineros detienen a los nueve bolivianos en complicidad con los contrabandistas, "disparan y torturan vejando todos sus derechos humanos; dejan que los maltraten, que casi los asesinen", señaló.

En ese marco, Arce denunció que las autoridades chilenas "violan todos los tratados de derechos humanos que se hayan podido suscribir" y dejó establecido que "el Estado boliviano, su Gobierno, su pueblo, jamás se va a declarar culpable de los crímenes que no han cometido".

A su juicio, el Gobierno de Chile no puede "tapar el sol con un dedo" y negar esos atropellos y que al proteger a contrabandistas daña la economía boliviana.

"Chile ya no es el país modelo, ya no es la Suiza de Sudamérica, ya no es el país que tiene la mejor diplomacia, es un país agresivo que tiene que alzar la voz para tratar de imponerse", estableció.

Arce denunció también que Santiago coarta el derecho a la defensa de los nueve funcionarios vetando e ingreso de autoridades bolivianas a Chile, cuya presidenta, Michelle Bachelet, aseguró que los militares y aduaneros entraron a robar a su país antes de ser procesados e investigados por la justicia.

 

"¿Qué está pasando? Como diría Eduardo Galeano, estamos en la lógica del mundo al revés, nos odian tanto en Chile que son capaces de estar con el delito", dijo y ratificó que el Gobierno de Bolivia y los abogados de los detenidos seguirán reclamando justicia.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 184 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 311 visitantes y ningun miembro en Línea