Califican de traición decisión de Mesa de no atestiguar en juicio de EEUU

Los familiares de las víctimas de la denominada masacre de octubre de 2003, calificaron el lunes de traición la decisión del ex presidente, Carlos Mesa, de no atestiguar en el juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada, en una corte de Florida (Estados Unidos).

 

El dirigente de la Asociación de Víctimas y Heridos de Octubre de 2003, Patricio Quispe, aseguró que Mesa es una persona clave en ese juicio, tomando en cuenta que fue ex presidente de Sánchez de Lozada.

"Nosotros nos sentimos traicionados, decepcionados por la falta de cooperación de Carlos Mesa (...) Él debería ser nuestro testigo por ser exmandatario, por ser un testigo clave e importante por el cargo que ocupaba en ese momento", aseguró a la ABI.

El juicio civil a Gonzalo Sánchez de Lozada y a su ministro, Carlos Sánchez Berzaín, impetrado por nueve familiares de ocho víctimas fatales de la represión de octubre de 2003, se inició el 5 de marzo en una corte de la ciudad estadounidense de Florida.

Quispe lamentó la decisión de Mesa, de  quien dijo envió una carta al Tribunal de Justicia de ese país para no atestiguar, a pesar que se había comprometido a coadyuvar en esa demanda.

"A nosotros nos ha dado la espalda, en primer lugar, porque él cuándo subió a El Alto dijo 'ni olvido ni perdón, justicia', y que iba a coadyuvar en el proceso de la búsqueda de justicia y no lo hizo así", subrayó.

Recordó que en más de 10 oportunidades la Asociación de Víctimas y Heridos de Octubre de 2003 enviaron a Mesa notas para que garantice su participación en ese proceso, pero "siempre nos daba largas", complementó.

"Se le ha consultado, no en una sola vez, sino varias veces incluso nosotros como familiares le hemos enviado notas de que nos dé una explicación, porque el nos mantenía en suspenso de que podría ser, lo voy a pensar, que una cosa y la otra, hasta que nos enteramos que envió una nota de que no va a participar", sustentó.

A su juicio, la actitud de Mesa obedece a "un cálculo político".

"Tiene miedo de enfrentar a Sánchez de Lozada o que corrió dinero para que no declare, todas esas sospechas tenemos", afirmó.

El dirigente de los familiares de las víctimas de la masacre de Octubre de 2003 aseguró que a pesar de la negativa del ex presidente Mesa, continuarán presentando pruebas y otros cargos al ratificar que en ese juicio Mesa era clave, como "mano derecha de Sánchez de Lozada".

En octubre de 2003, fallecieron al menos 67 personas y 500 heridos después de una cruenta represión contra las diversas movilizaciones populares bolivianas que se oponían a la exportación de gas a Estados Unidos por puertos de Chile.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 164 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 55 visitantes y ningun miembro en Línea

12605689