Alcalde destituido de Quillacollo se “enmanilla” y entra en huelga de hambre

Con esposas en las manos y dentro de una las carpas, el alcalde suspendido, Eduardo Mérida, ayer tomó la decisión de sumarse a una huelga de hambre en la plaza 14 de Septiembre, exigiendo “respeto a la democracia”.

 

“Se ha pisoteado el sistema democrático. No hay ley en Quillacollo. El impostor está gobernando. Estoy acá así (mostró sus manos esposadas), que vengan a recogerme”, dijo.

El 10 de junio, los concejales eligieron de manera unánime a Zacarías Jayta como el alcalde suplente de Quillacollo, tras que el 8 del mismo mes el juez de Garantías Elvis Isaac López facultara al Concejo Municipal para suspender a Mérida.

A partir de esa fecha, Mérida recurrió a diferentes instancias para revocar esa determinación. Y como última medida, asumió la huelga de hambre. “Debo desenmascarar a estos impostores y, si mi salud está de por medio, no importa”.

La autoridad suspendida presentó ayer un amparo constitucional y el Tribunal de Garantías del juzgado de Quillacollo deberá pronunciarse en 48 horas, instalando una audiencia.

Mérida adelantó que los concejales alistan cuatro denuncias que buscan su detención en los próximos días.

 

Simpatizantes del Alcalde suspendido de Quillacollo cumplen 23 días en huelga de hambre, pidiendo “respeto a la democracia” y la restitución de la autoridad. Mérida se sumó ayer a la medida.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 273 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 72 visitantes y ningun miembro en Línea

12743960