Evo comprará cuatro aviones a precios sobredimensionados, el gobierno lo descarta

El gobierno de Evo Morales comprará cuatro aviones con un costo de 38.7 millones de dólares, justificando que la actual flota de naves de la FAB es un “peligro andante”.

 

 

Según los opositores los aviones que pretende adquirir el gobierno son caros y con precios sobredimensionados.

 

Los opositores lamentan que el Gobierno no prioriza las necesidades del país como el mantenimiento de las carreteras, equipamientos de los centros de salud. “Lamentablemente el Gobierno perdió la brújula, se ha desconectado de la necesidad del pueblo. En Bolivia apenas hay siete oncólogos para niños, en el Hospital del Niño hay cuatro quirófanos pero sólo uno funciona”, reprochó el jefe de bancada de Unidad Nacional, Jaime Navarro.

 

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró ayer que las cuatro aeronaves que adquirirá el Gobierno tendrán un costo “relativamente baratos” en relación con el avión presidencial que tuvo un costo de 38,7 millones de dólares.

 

“Son aviones relativamente baratos, de tecnología moderna y también como (la) Fuerza Aérea Boliviana (FAB) requiere estos cambios técnicos que son económicamente moderados. Ningún avión va a valer más de cinco o seis millones (de dólares)”, afirmó la autoridad en Santa Cruz.

 

Para García Linera la actual flota de la FAB es un “peligro andante” e ironizó cuando señaló que este jueves se despidió “persignándose” del canciller David Choquehuanca, quien viajó a Montevideo (Uruguay) para participar en la cumbre del Mercosur.

 

El Decreto Supremo 1620, del 19 de junio de 2013, autoriza al Ministerio de Defensa la compra de tres aeronaves: Falcon 50EX, Beechcraft King Air 250 y Beechcraft King Air 350i, destinadas al cumplimiento de los “objetivos constitucionales” de la FAB.

 

También autoriza a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) la compra de una nave con capacidad de operación en aeropuertos de altura, para el cumplimiento de tareas operativas.

 

La ministra de Autonomías, Claudia Peña, justificó ayer la compra de las aeronaves, pues son herramientas esenciales de trabajo para atender las demandas de las organizaciones y poblaciones alejadas. “A veces tenemos que contratar avionetas para viajar a Potosí, a veces tenemos que viajar toda la noche y volver durante todo el día y los ministros y ministras no contamos con ese tiempo para viajar ocho o 12 horas por tierra”, sostuvo Peña.

 

Similar opinión manifestó la senadora Nélida Sifuentes (MAS), quien aseguró que es una necesidad comprar aviones para los ministros debido a que “pierden el tiempo viajando por carretera, se cansan y varias de las aeronaves de la FAB son casi chatarra. Debemos velar por la seguridad de nuestras autoridades”.

 

Reprochó las críticas de la oposición, pues “ellos no velan la seguridad ni del Gobierno ni de las autoridades. A ellos les convendría que cualquier cosa les pase”.

 

 

Para la diputada Elizabet Reyes (UN) es un absurdo que el MAS pretenda que los ministros también tengan aviones exclusivos tomando en cuenta que existen necesidades superiores que la compra de aviones. “En Bolivia hay pobreza por la falta de empleos, no hay médicos especialistas para la población”.

Contador de Visitas

7655734