En Bolivia no cesan los enfrentamientos, mineros y universitarios sacuden el centro de La Paz

Mineros y universitarios volvieron a enfrentarse en medio de fuertes detonaciones de cachorros de dinamita y petardos, en tanto que la Policía reforzaba su presencia para evitar más choques y el ingreso a la plaza Murillo.

Desde cuatro flancos arremetieron los universitarios para romper el cordón de seguridad policial y el que tendieron mineros y otros sectores sociales en torno a la Casa Grande del Pueblo y plaza Murillo. En las calles Loayza, Sucre e Indaburo, Ballivián y Colón, y Mercado se dieron duros enfrentamientos entre quienes exigen la renuncia de Evo Morales y los que defienden su permanencia en el poder.

Los universitarios, quienes encabezaban la protesta, llegaron a inmediaciones de la avenida Sucre con escudos artesanales y estallidos de petardos para apostarse en la esquina de la calle Colón, donde se enfrentaron a los mineros en un nuevo intento de ingresar a plaza Murillo.

La Policía reforzó su presencia e intervino para evitar más choques entre los movilizados. Hizo uso de agentes químicos para dispersar a los universitarios que intentaban entrar hasta plaza Murillo, centro del poder político.

Con el rostro cubierto, banderas en la espalda y cascos arremetían sin pausa contra los policías. En varios puntos encendieron fogatas para combatir los efectos de los gases que en momentos hacían difícil la visibilidad.

Los universitarios llegaron en una marcha hasta inmediaciones de la plaza Murillo, después de participar del cabildo de los cocaleros de Adepcoca en Villa Fátima, donde estuvieron cocaleros de los Yungas, representantes del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, cívicos y mineros de la Chojlla.

De ese cabildo también participó el dirigente cívico cruceño Luis Fernando Camacho. Cerca de las 21.00 persistía el conflicto y se daba cuenta que desde El Alto descendía al centro paceño otra marcha de respaldo al Gobierno que pasó por el lugar del conflicto cuando ya se dispersaron lo que protestaban.

Ambulancias estuvieron en el lugar para socorrer a heridos y afectados por los gases. Un policía resultó herido y los medios informaban de heridos y afectados por parte de los movilizados.

Los bomberos voluntarios de SAR-Bolivia informaron durante que atendieron a cinco personas, cuadro por inhalación de gas y uno con traumatismo cráneo encefálico por el golpe de una piedra.

Comerciantes ofrecían cigarrillos, barbijos y bicarbonato para combatir los efectos del gas, además de cascos.

Tras los enfrentamientos se reagruparon cuadras más abajo en la avenida Mariscal Santa Cruz. No dejaron que los medios de comunicación graben o transmitan lo que ocurría en ese momento.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 167 veces
14112733