Detienen a Melva Hurtado del CIDOB por corrupción

La presidenta de la facción oficialista de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Melva Hurtado, el dirigente campesino Remy Vera y la senadora del MAS, Felipa Merino, fueron aprehendidos ayer por el caso del ex Fondo Indígena. Merino y Vera ya declararon ante la Fiscalía en La Paz y deberán someterse a una audiencia de medidas cautelares. Hoy se define la situación de Hurtado.

 

El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, confirmó ayer las tres nuevas detenciones que se suman a la lista de investigaciones por el caso del Fondo Indígena. Asimismo, el fiscal adscrito al caso, Ángelo Saravia, declaró que Hurtado, Merino y Vera ya se encontraban anoche en la ciudad de La Paz, para prestar declaraciones por las irregularidades detectadas en el caso del Fondo Indígena.

La máxima dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob, afín al Gobierno), Melva Hurtado, aparece en al menos seis proyectos de ejecución irregular como representante legal y por los que habría recibido más de 21 millones de bolivianos.

De esa cifra, 11,7 millones fueron destinados al proyecto de “implementación de centros de ganado bovino en Tierra,  Comunitaria de Origen Cayubaba y Joaquiniano, en los municipios de San Joaquín y Exaltación, y 8 millones para el “apoyo a la cadena y comercialización de emprendimientos agrícolas, pecuarios, forestales, artesanales en 12 regionales afiliadas a la Cidob.

Más de 550 mil bolivianos fueron para ejecutar un módulo de ganado bovino lechero en dos comunidades del Consejo de Mujeres del pueblo More. Para el apoyo y fortalecimiento de la gestión de proyectos de la Cidob se destinaron 600.000 bolivianos.

Las labores de producción y comercialización de artesanías de mujeres de la Cidob fueron respaldadas por más de 457 mil bolivianos. Aparece otro proyecto a nombre de Hurtado por 543 mil bolivianos, para la implementación de sistemas agroforestales en las subcentrales More y Joaquiniano, en el municipio de San Joaquín, en Beni.

Hasta ayer, la representante no había sido convocada por las autoridades del Ministerio Público. Ayer fue aprehendida en la sede de la Cidob en Santa Cruz y trasladada a La Paz.

Merino, por su parte, aparece como responsable legal de un proyecto de desarrollo productivo de las afiliadas a las organizaciones Bartolina Sisa de la gestión 2011. El proyecto consistía en la implementación de granjas porcinas comunitarias, para lo que recibió 348.564 bolivianos.

Remy Vera, en tanto, también dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), recibió 530.130 bolivianos como representante legal del proyecto de implementación de granjas artesanales para la producción de huevos en la comunidad de Buiscata del municipio de Ayata en el departamento de La Paz. Este proyecto está registrado en la lista de planes “fantasma” que identificó la exinterventora.

Las tres detenciones de ayer, se suman a una cadena de nombres por la investigación del destino dado a recursos del Fondo Indígena.

La  exministra de Desarrollo Rural, Julia Ramos; el exsecretario ejecutivo de la Csutcb y excandidato a la Gobernación de Chuquisaca, Damián Condori, fueron enviados esta semana a la cárcel, por el mismo caso.

El senador del MAS, Jorge Choque, otro involucrado en el caso de los denominados “proyectos fantasma” del Fondo Indígena, recibió, por su parte, la medida de la detención domiciliaria y una fianza de 40 mil bolivianos.

El escándalo de corrupción en el Fondo Indígena Originario Campesino (Fondioc) se develó y confirmó después de que la Contraloría General del Estado hizo público un informe en el que encontró un daño económico al estado de al menos 71 millones de bolivianos en 132 proyectos.

 

La exinterventora del Fondioc, en cambio, reporta en su informe un daño económico de 102 millones de bolivianos. Ambos documentos fueron remitidos en calidad de denuncia ante el Ministerio Público.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 1851 veces
15234632