En Cochabamba un abogado y sus colaboradores torturan a personas por deudas

Un abogado de Cochabamba identificado como Jhasmany T. L. apareció en vídeos, donde se ve acciones de tortura y amenazas a litigantes para resolver demandas de deudas. El material fue entregado a este medio por fuentes que llevan adelante la investigación del caso.

 

En las imágenes se puede observar a este jurista con sus colaboradores en acciones de violencia e intimidación.

El abogado se identifica en el vídeo con su nombre mientras emite amenazas y golpea a una víctima que baja la cabeza.

"Acá hay dos formas de arreglar las cosas, o le pagas lo que le debes, o te mueres!", grita. De acuerdo al relato la deuda sería de 1.700 dólares, pero el abogado exige 300 más por daños. Este amedrentamiento se da en medio de agresiones.

En otro vídeo, no se identifica al abogado Jhasmany, pero sí se escucha la misma voz y se repiten las acciones de violencia con otra víctima.

Este jurista que cuenta con varias denuncias, está actualmente con detención preventiva en el penal de El Abra. La Fiscalía lo investiga por los delitos de secuestro, extorsión, lesiones graves, amenazas, organización criminal, y otros, cometidos contra un mecánico.

El 16 de marzo de 2018, Wilder G.M., abogado del consorcio jurídico Leclere cuyo propietario es Jhasmany T. L., llegó al taller mecánico de Juan Antonio Cuellar solicitando auxilio mecánico, ya que su vehículo habría sufrido algunos desperfectos. Según la declaración de la víctima, esta persona llegó en un taxi, en el que llevó a Juan Antonio luego de convencerlo.

“Fui por mis herramientas y me subí al taxi. Unas cuadras más allá, subieron dos personas más. Una de ellas habló por teléfono y dijo ‘ya lo tenemos, mi capitán’. Luego empezaron a golpearme. Uno de ellos me puso un cuchillo en las costillas y me aturdieron con un torito. Luego me encapucharon”, relató el mecánico en aquella oportunidad.

Según la investigación, se obligó al mecánico a firmar documentos aceptando la devolución de $us 20.000 de un anticrético.

El 11 de septiembre fue aprehendido Vicente Simón G., alias el “Chente”, quien fue identificado como el conductor del taxi en el que se produjo el secuestro.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó hoy que el abogado Jhasmany T. L., involucrado en varios hechos de extorsión y tortura a litigantes, dirige un consorcio ilegal donde estarían vinculados jueces y fiscales de Cochabamba.

Es "un consorcio jurídico dirigido por este abogado y que ha involucrado presumiblemente a fiscales y jueces", dijo Romero, al asegurar que se hizo un seguimiento permanente a este caso y se continuará con la investigación.

La autoridad indicó que ante la gravedad del hecho incluso se dispuso una comisión especial de investigadores del Comando Nacional de la Policía.

Lamentó que los consorcios jurídicos ilícitos sigan dañando la justicia boliviana extorsionando a litigantes y vulnerando las leyes.

En las últimas horas fueron revelados varios vídeos que muestran cómo el abogado Jhasmany y un grupo de personas intimidan y torturan a dos litigantes para obligarlos a pagar una deuda económica.

 

Además, se conoce que este abogado ya tiene antecedentes por hechos registrados el 2017.  En un primer caso, un mecánico denunció que fue torturado y extorsionado por el sindicado y sus cómplices. En un segundo caso, el abogado fue procesado por torturar, amenazar y robar a su padrastro. Y en un tercer hecho, el jurista, en su intento de proteger a sus dos defendidos acusados de robos y saqueos violentos, amedrentó a efectivos policiales.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 216 veces
13431921