Dos concejales de Quillacollo supuestamente amantes estrellan un vehículo en estado de ebriedad

Un nuevo escándalo en Quillacollo involucra a los concejales del Movimiento al Socialismo (MAS), Aydée Mamani y Roberto Vargas, supuestos amantes, en un accidente de tránsito en aparente estado de ebriedad, que no mereció sanciones legales de efectivos de Tránsito de Sipe Sipe.

 

El hecho ocurrió la noche del jueves en la principal vía de acceso al histórico pueblo de Sipe Sipe, cuando la vagoneta roja con placa 3780-HBN, de propiedad de Mamani, conducido por el concejal Vargas, volcó el motorizado sin saldos fatales para su integridad física y la de su acompañante.

El caso llamó la atención de los vecinos por el estruendo que provocó el accidente, ya que el vehículo se estrelló contra la pared de una vivienda y por el impacto volcó hasta quedar de costado.

Del interior del motorizado, según los testimonios, dos personas salieron ilesas que luego fueron identificadas como Aydée Mamani y Roberto Vargas, ambos concejales del MAS del municipio de Quillacollo.

Ante los cuestionamientos de los efectivos policiales, inicialmente ambos se negaron a identificarse y a someterse a la prueba de alcoholemia, además de resistirse a ser arrestados.

De acuerdo a las versiones policiales, que ahora no figuran en el informe oficial del hecho, la concejala Mamami opuso resistencia a la alcoholemia y al arresto de ley, arguyendo que era autoridad y que “no sabían con quien se estaban metiendo”. La autoridad, en aparente estado de ebriedad, incluso, realizó llamadas a la ciudad de La Paz como a los concejales de Quillacollo para pedir ayuda y evitar su aprehensión.

Tras varios minutos de ásperas discusiones, los dos concejales se alejaron del lugar, cuando según las normas, debían ser arrestados y posteriormente remitidos ante un fiscal por el presunto delito de “conducción peligrosa”.

Pese a las imágenes, testimonios y otras pruebas que involucran a los dos concejales en el ilícito de “conducción peligrosa”, las autoridades policiales, ante los requerimientos de los medios de comunicación, falsearon los datos e indicaron que nada de eso habría ocurrido.

En ambientes del Concejo Municipal de Quillacollo, todos coincidieron en que los concejales Mamani y Vargas sostienen desde hace tiempo una relación amorosa de pareja.

Acentuando las diferencias entre el alcalde Eduardo Mérida Balderrama y los 11 concejales de Quillacollo, la autoridad edil exigió a la Unidad Operativa de Tránsito transparencia en su informe y que los concejales Aydée Mamani y Roberto Vargas, sean remitidos ante un fiscal para que sean enjuiciados por conducción peligrosa.

Según antecedentes policiales, los concejales Mamani y Vargas, la noche del jueves, protagonizaron un aparatoso hecho de tránsito en Sipe Sipe en aparente estado de ebriedad, volcando su vehículo del que salieron ilesos y posteriormente libres pese a la presencia de efectivos policiales.

Sobre el particular, el alcalde Mérida, dijo a los medios de comunicación que las autoridades deben cumplir la ley y cuidar la condición de honorables, que estaría ligada a la ética y moral.

“Todas las autoridades no estamos para hacer actos que van en contra de la ley y produzcan vuelcos en estado de ebriedad. Seguramente los concejales estaban ebrios, pues no quisieron hacerse la prueba de alcoholemia”, dijo.

Mérida agregó que pese a que los concejales Mamani y Vargas no estaban en horarios de oficina y conduciendo un vehículo oficial, igual cometieron el delito de conducción peligrosa, por lo que solicitó transparencia a los efectivos policiales.

“Todas las autoridades debemos tener respeto a la población y tener moral, por todo ello pedimos a Tránsito que este caso se maneje con transparencia, y le decimos a los concejales que no cometan estos actos bochornosos”, dijo.

Según testimonios de vecinos y efectivos policiales, la noche del accidente de tránsito, varios funcionarios municipales del entorno de Mérida se hicieron presentes en el lugar de los hechos recabando informaciones y sacando fotografías del vehículo volcado.

Posteriormente esas imágenes fueron difundidas profusamente por las redes sociales y sitios web que administra la Alcaldía de Quillacollo, con el objetivo de dañar la imagen institucional del Concejo Municipal y la honra de los concejales accidentados.

Por su parte, el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga López, informó que se trata de un hecho aislado que no compromete la institucionalidad de esa entidad.

“Se trata de un hecho aislado que se produjo fuera de horarios de trabajo y en un vehículo privado. No teníamos ninguna actividad oficial en Sipe Sipe, por lo que obedece a un caso particular de los concejales Mamani y Vargas, y nosotros no podemos meternos en casos privados”, dijo.

Osinaga sostuvo que ante ese hecho, les llamaron para preguntarles por su estado de salud, y al recibir datos afirmativos optaron por dejar el caso a las instancias pertinentes.

 

La autoridad instó a los medios y al alcalde Eduardo Mérida Balderrama, no politizar el tema ni hacer escarnio de un accidente fortuito que a cualquier persona le puede ocurrir.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 224 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 161 visitantes y ningun miembro en Línea

12492826