Salinas, “Tierra de mil recuerdos, Capital de la Quinua Real, Cuna de la alegría, ahora, Capital del Huayño”

Salinas de Garci Mendoza, municipio del departamento de Oruro, es considera como la “Tierra de mil recuerdos, la Capital de la Quinua Real, la Cuna de la alegría y ahora, Capital del Huayño”, afirma el alcalde municipal, Ciro Mamani Veliz, a tiempo de invitar a todos los turistas nacionales e internacionales a celebrar uno de los mejores acontecimientos culturales de Bolivia.

 

Recordemos que el Gobierno Autónomo Departamental de Oruro promulgó una Ley de Declaratoria de Capital del Huayño al Municipio de Salinas de Garci Mendoza, como Patrimonio Cultural Inmaterial del Departamento de Oruro.

"Los salineños no solo aportan con la cultura como es la música del huayño, también producen la quinua, por ello hemos declarado a este municipio como capital del huayño y Patrimonio Cultural Inmaterial del Departamento de Oruro", dijo el Gobernador de Oruro, Victor Hugo Vasquez.

En ese acto, participaron autoridades municipales y residentes de Salinas, además los ayllus de Cora Cora, con la banda 29 de Junio; el ayllu Huatari, con la banda Carnavales; el ayllu Thunupa, con una zampoñada y el ayllu Yaretani, con la tarqueada.

En Salinas ya se vive el carnaval, siendo uno de los acontecimientos culturales mas impresionantes de Bolivia. “Los salineños son famosos en toda Boliva, por su don de alegría y respeto de las tradiciones culturales”, señala el alcalde.

El municipio de Salinas de Garci Mendoza está situado en el Sur del departamento de Oruro, en la provincia Ladislao Cabrera y ubicada a 279 kilómetros de la Capital del Folklore de Bolivia.

Es una tierra mágica que fue erigida al pie de los cerros San Pedro y San Pablo, sin embargo, el referente más importante que tiene es el volcán Thunupa y su salar que lleva el mismo nombre y que colinda con el salar de Uyuni.

Salinas tiene una serie de encantos que hacen del lugar único. Nos faltarían páginas para describir cada uno de sus encantos, sin embargo, debemos destacar que ese municipio se ganó el título de la Capital de la Quinua Real, debido a la producción del grano que tiene, cuya calidad es muy requerida, no solo en el país, sino también en el exterior.

Asimismo, dicen que en Salinas está el ombligo del mundo y era lo que nos referíamos precisamente con el Thunupa, ya que desde el espacio se tienen una gran visual de este imponente volcán. Pero no solo eso constituye Salinas, sino también sus parajes coloniales que muestran el desarrollo minero que tuvo, con el ingenio que está en el sector Noroeste. Asimismo, el agua mineral que posee que dicen que si se la toma, una persona se conserva joven o rejuvenece.

Otro de los espacios turísticos y naturales son las ruinas de Alcaya y el microclima que existe en el lugar. No nos podemos olvidar de Jirira, que prácticamente se convirtió en un lugar de descanso para los turistas, allí existe un hotel de primer nivel con todas las comodidades para el público extranjero.

Saturnino Mayorga Pérez, un conocido personaje de Salinas, de un artículo escrito hace uno años, afirma que  el “Carnaval milenario de Salinas de Garci, es único en el mundo”.

“Quien visite el pueblo orureño de Salinas de Garci Mendoza, capital de la quinua real, hallará un riquísimo filón de arte vernacular en casi todas sus fiestas, sobre todo en la festividad del carnaval, donde se destacan nítidamente las diversas comparsas, mostrando su encanto y derroche de alegría deslumbrante.

Podemos afirmar que la celebración de esta fiesta de carácter agrícola, comienza con el rito de la fecundidad de los surcos, mediante la “coa” o “ch´alla”, preferentemente el sábado de carnaval, cuando se extrae de la madre tierra los primeros frutos que se carga en aguayos nuevos, actividad amenizada por la dulce melodía de tarkas.

El origen de esta conmemoración remonta a la época colonial, allá por el año 1593, cuando el pueblo era fundado con el denominativo de Salinas de Garci Mendoza, por el Corregidor de Paria, a su vez Alcalde Mayor de Minas, señor Juan Tórrez Machuca, en honor al XI Virrey de Lima, D. García Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete, y por mérito del capitán español José Gutiérrez de Garci Mendoza, que descubre los ricos yacimientos minerales y establece allí un activo trabajo constituyendo un bien organizado pueblo.

Por la misma época colonial se construye la iglesia “San Pedro de Salinas” a cargo de los padres agustinos por recomendación del filántropo capitán Lorenzo de Aldana, fundador de la “Obra pía de Paria”.

Mientras esto sucedía, ya se celebraba la Anata. Las comparsas de las comunidades y de las minas, en agrupaciones folclóricas se trasladaban al Machac Marca, tal como hoy se hace con sus costumbres y tradiciones ancestrales.

La primera comparsa en arrancar el festival, el sábado de carnaval, en fulgurante irradiación de la alegría, es la pacocollena que, al declinar la tarde, hace su entrada tradicional al pueblo, galardonada de verdor fragante, al son de la música vernacular de tarkas, tambores y bello canto de las cimbreantes y esbeltas beldades.

 

Al día siguiente, continúa el baile con la banda de música. Es el preludio del carnaval de Salinas de Garci Mendoza, tierra espléndida, traslúcida y bohemia de esperanza. ¿Y después…?, proseguirá el regocijo con las comparsas de Coota, Achooco, Alcaya, Otuyo, Pasto de Lobos y Jirita, hasta el jueves, cierre del carnaval (kacharpaya)”.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 136 veces

Visitantes en linea

Tenemos 100 visitantes y ningun miembro en Línea

13429901