Fracasa el diálogo entre el Gobierno y médicos, persiste el paro indefinido

El diálogo entre los médicos y la ministra de Salud, Gabriela Montaño, ingreso en cuarto intermedio por las posiciones contrapuestas sobre la ley que 1189 de construcción de hospitales para la Caja Nacional de Salud (CNS), mientras tanto el paro persiste en el sector público y en la Caja Nacional de Salud (CNS).

"La posición de nuestro sector es la abrogación de la ley  1189 y la posición del Ministerio es la no abrogación, creo que tenemos que encontrar un punto intermedio porque se ha incumplido con un marco constitucional en la cual no hemos sido convocados como sector", indicó Erwin Viruez, presidente del Colegio Médico de Bolivia.

El Ministerio de Salud y los representantes del Colegio Médico de Bolivia reinstalaron ayer el diálogo en busca de levantar el paro indefinido que cumplen desde el pasado 19 de agosto. El colegio de Cochabamba abandonó la reunión, denunciando que el Gobierno sólo está destinando 15 ítems a la región.

En medio de un clima de tensión entre ambos sectores, la reunión se desarrolló en ambientes de la Escuela Técnica de Salud desde las 16:30, y avanzó en la resolución del primero de los cinco puntos que consta el pliego petitorio de los médicos: la institucionalización de los cargos.

Cerca de las 18:00, el representante del Comité Departamental de Salud de Cochabamba, Edgar Fernández, abandonó la reunión porque el Gobierno estaría dotando sólo 15 nuevos ítems al departamento.

“Quieren vulnerar la Ley 3131. No voy a permitir eso. Debe cumplirse con la cantidad de ítems que merece el departamento, porque merece la cantidad de ítems necesarios para que se pueda dotar de beneficio a la población. Como representación nos retiramos”, dijo Fernández.

Montaño planteó mantener vigente la norma e incorporar las observaciones de los médicos en el decreto reglamentario de la ley que fue planteada por la Central Obrera Boliviana (COB) para mejorar y ampliar la infraestructura y equipamiento de la CNS.

"Lastimosamente en el segundo punto que es el tema de la abrogación de la 1189 nosotros hemos vuelto a manifestar nuestra predisposición para que el Colegio Médico participe de su reglamentación, pero el Colegio Médico ha planteado la abrogación de la ley", sostuvo Montaño.

Pasadas las dos de la madrugada se declaró el cuarto intermedio, después de más de nueve horas de negociación. La reunión, instalada la tarde del lunes, empezó en medio de tensiones en la ciudad de Cochabamba. La institucionalización de cargos fue el primer punto de acuerdo.

Montaño preside la delegación del gobierno que busca cerrar acuerdos que permitan la suspensión del paro médico en el servicio público y de la Caja Nacional de Salud (CNS) que este martes cumple 22 días, con la sola atención de los servicios de emergencia y la presión de un fallo constitucional que declaró inconstitucional el paro indefinido en salud.

Viruez informó que los temas abordados serán puestos a consideración de sus bases y que espera retomar el diálogo en los próximos días, mientras tanto la medida de presión del paro de actividades persiste.

Resta por tratar la incorporación de los profesionales a la Ley General del Trabajo. En un acuerdo con los directores de los hospitales públicos de Bolivia, Montaño comprometió que una comisión técnica analizará la viabilidad de la demanda. La última exigencia es el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud.

El director del Colegio Médico de Cochabamba, Édgar Fernández, abandonó la reunión aduciendo que no se estaba atendiendo las necesidades de mayores ítems del departamento.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 176 veces

Visitantes en linea

Tenemos 125 visitantes y ningun miembro en Línea

14110281