Protesta de médicos se masifica, gobierno reitera dialogo

A 16 suman los piquetes de huelga de hambre en apoyo a los médicos en el país y al cumplirse ayer 30 días del conflicto hubo marchas en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni y Sucre.

 

En La Paz se repitió la violencia de los días pasados y sólo en una jornada hubo ocho detenidos, haciendo un total de nueve desde que comenzó el problema, según informo el Comandante Departamental de la Policía, Coronel Agustín Moreno, quien además agregó que de estas personas, siete son varones y dos mujeres. La mayoría estudiantes de la Facultad de Medicina.

En la víspera, otros sectores de profesionales se sumaron a la causa médica, entre ellos ingenieros y arquitectos.

Durante la marcha, las calles de la Sede de Gobierno se convirtieron en escenario de violencia, porque la Policía nuevamente gasificó a los estudiantes de Medicina y de otras carreras de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Participó y encabezó el Rector, Waldo Albarracín, quien además ratificó acciones penales contra los efectivos de la Policía, por haber intentado ingresar al Monoblock el pasado jueves; el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, emplazó a la autoridad universitaria demostrar que hubo “francotiradores” para reprimir las marchas.

En tanto, varios transeúntes y vecinos de El Prado paceño salieron en defensa de los estudiantes y enfrentaron a los efectivos, en el entendido que cometían abuso contra los jóvenes.

El presidente Evo Morales, al referirse al conflicto, sentenció: “No es posible que algunos médicos se sientan ya como confesos en temas de negligencia médica. Cuestionar el artículo 205 del Código significa ser confesos en negligencia médica…”.

Después de su reunión con el gabinete y la Conalcam, Morales, en conferencia de prensa, dijo, sobre el paro médico, que no habrá diálogo con condiciones y que la ministra de Salud Ariana Campero se reunió 10 veces con los dirigentes del sector salud, sin que se levanten las medidas de presión.

Efectivos policiales detuvieron a ocho universitarios, luego de una nueva manifestación violenta de apoyo al paro médico.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, informó ayer que las fuerzas del orden detuvieron a ocho universitarios, luego de una nueva manifestación violenta de apoyo al paro médico y dijo que la refriega se saldó con al menos dos heridos.

Pese a que se había adelantado que la Policía no ejercería violencia finalmente se presentaron duros enfrentamientos. Ante la convulsión la Policía no tuvo más remedio que dispersar a los manifestantes con gases lacrimógenos, en inmediaciones de la Plaza del Estudiante.

Una lluvia de gases lacrimógenos ahuyentó a los estudiantes hasta el atrio de la UMSA. Al igual que sucedió el jueves pasado, la Policía procedió con dureza, lo que enardeció los ánimos de los manifestantes, que con piedras y otros objetos contundentes, alejaron a los efectivos del orden.

Quiroga, precisó que entre los detenidos se encuentran seis varones y dos mujeres, estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), quienes fueron remitidos al Ministerio Público. Los universitarios habrían sido detenidos por la tenencia de objetos contundentes y el uso de bombas molotov.

Denunció que en la marcha los universitarios que apoyan el paro indefinido de los médicos, que rechazan el artículo 205 del nuevo Código del Sistema Penal y la creación de la Autoridad de Fiscalización, tiene fines políticos tomando en cuenta que “se vio incitando a la violencia al exdirigente minero, Jaime Solares”, al dirigente del magisterio de La Paz, José Luis Álvarez, al activista Edgar Mora y a otras personas identificadas con sectores de la oposición política.

“A pedido del sector se solicitó dialogo y como Gobierno hemos pedido a que depongan las actitudes violentas, pero se llegó al extremo de la violencia”, enfatizó el Viceministro de Régimen Interior y Policía.

Por su parte, el comandante departamental de la Policía, Agustín Moreno, confirmó que entre los uniformados existen dos heridos por piedras y explosivos.

 

Ayer continuó el paro de los galenos, sumando 30 días de suspensión de la atención a pacientes. La postura del Gobierno se mantiene firme, habrá diálogo si existe un cuarto intermedio humanitario en la huelga.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 206 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 38 visitantes y ningun miembro en Línea

12605671