La ONU, OEA, Defensoría e Iglesia llaman al diálogo tras duros enfrentamientos en Cochabamba

Tras los duros enfrentamientos que dejaron un muerto y decenas de heridos en Cochabamba, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Defensoría del Pueblo y la Iglesia, hicieron, por separado, un llamado al dialogo para pacificar el país.

Esta mañana, el expresidente Rodríguez Veltzé también pidió a las autoridades, políticos, líderes cívicos y movimientos sociales, tolerancia y respeto para abrir el diálogo que garantice la convivencia democrática.

La ONU, a través de un comunicado, expresó su "profunda consternación e indignación" ante los altos niveles de violencia registrados ayer en el país, expresó su solidaridad con la familia de la última víctima fatal de esos enfrentamientos y exigió a la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Órgano Judicial "que investiguen, procesen y sancionen a la brevedad posible a las personas responsables de estos atroces crímenes".

"Naciones Unidas recuerda a las autoridades competentes que es su deber garantizar, en todo momento, el respeto, protección y garantía de los derechos humanos de todas y todos los bolivianos y les exhorta a que actúen preventivamente ante cualquier acto de violencia", añade el comunicado.

La OEA  exhortó a los políticos y a la ciudadanía, a esperar con serenidad y en un ambiente pacífico los resultados de la auditoría que lleva a cabo un equipo técnico del organismo.

Asimismo, condenó los actos de violencia que se registran en el país e hizo un llamado "urgente" a la calma.

El arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, manifestó que la Iglesia Católica está dispuesta a "facilitar" el diálogo.

"La Iglesia como en todo momento histórico que ha habido conflicto en la sociedad boliviana, siempre ha estado dispuesta a ser facilitadora del diálogo para que las partes en conflicto se sienten a la mesa", dijo.

La Defensoría del Pueblo expresó también su rechazo a la "extrema violencia" de las protestas," que han pasado de ser legitimas a ser transgresoras del marco legal y constitucional"; y explicó que el "pueblo boliviano ya no puede seguir tolerando este clima de conflictividad", en el que ya no existe tolerancia y ha comenzado a ganar espacios el odio, el racismo, la discriminación y la violencia.

"En ese sentido, convoca a las agrupaciones y partidos políticos, al Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y a los comités cívicos para instalar una mesa de diálogo que permita buscar y alcanzar la pacificación del país, antes que esta espiral de violencia cobre más víctimas", según un comunicado institucional.

Los llamados a la pacificación llegan después de que el país vivió una jornada violenta, principalmente en Cochabamba, donde murió un joven de 20 años que protestaba pidiendo la anulación de las elecciones; la alcaldesa de Vinto (MAS) fue secuestrada y a¡gredida cruelmente, además quemaron el edificio de la Alcaldía, también ocurrieron enfrentamientos en La Paz, después de la llegada del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Fernando Camacho, quien pretende entregar la carta de renuncia del presidente Morales, redactada por el mismo.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 168 veces
14112746