Domingo, 13 Junio 2021
0
Compartidos

En Bolivia se registran violentos incidentes entre legisladores. Hubo patadas y puñetes entre congresistas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Dos parlamentarios se pelearon con patadas y puñetes durante la interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, citado por la detención de la expresidenta Jeanine Áñez.

Los protagonistas de la escena fueron el senador de Creemos, Henry Montero, y el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Antonio Gabriel Colque, de Potosí. No obstante, mientras los dos varones eran apartados por sus colegas, las legisladoras Tatiana Áñez (Creemos) y María Alanoca (MAS) se agarraron de los cabellos.

Por el escándalo, el presidente de Diputados, Freddy Mamani, declaró cuarto intermedio y pidió a sus colegas ser “respetuosos con el pueblo que en este momento está observándonos”.

Según reportaron medios de comunicación, antes del escándalo, Del Castillo citó la lista de 32 muertos en la crisis política de octubre y noviembre de 2019, expuso un video, pidió un minuto de silencio por los fallecidos con salva incluida y tildó de "cómplices" a los diputados opositores.

Otro legislador le exigió recordar a los tres muertos de La Calancha, que perdieron la vida en noviembre de 2007 durante los enfrentamientos con una Policía activada por el Gobierno del MAS de entonces.

En el hemiciclo solo se escuchaban gritos, pancartas en alto exigiendo justicia por los muertos de Senkata y Sacaba; otros mensajes de los opositores hacían referencia al fraude, a la pandemia, entre otros.

El senador Montero intentaba llegar a la testera para dirigirse al presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, que presidía la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, cuando fue interceptado por el diputado Colque, entonces empezaron las agresiones.

Los golpes los hizo caer tanto a Montero y Colque donde continuaron las agresiones. En medio de los empujones también se ve al ministro de Gobierno ayudar al senador de Creemos para separarlo de los golpes.

Los opositores reaccionaron molestos cuando el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo Del Castillo, empezó a acusarlos de "cómplices" del "golpismo". La autoridad fue convocada por Creemos para que responda por la detención de la expresidenta Jeanine Áñez.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA