Jueves, 22 Febrero 2024
0
Compartidos

Bolivia y Chile intercambiarán información en línea sobre autos robados

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los gobiernos de Bolivia y Chile firmarán un convenio para intercambiar información en línea sobre autos robados, informó este domingo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

La decisión fue asumida por el ministro de Gobierno de Bolivia y del subsecretario del Ministerio del Interior de Chile, Manuel Monsalve, durante una reunión realizada el pasado 12 de julio.

“Uno de los acuerdos es que, en el plazo de 15 días, ahora nos quedan menos 12 días, vamos a firmar un convenio para que toda la información sobre vehículos robados de la República de Chile nos la pasen en línea”, indicó Del Castillo en Bolivia Tv.

Esa información permitirá a los agentes policiales realizar los operativos en las ferias de autos que operan en territorio nacional.

“Ya no vamos a esperar semanas, sino tendremos la información en tiempo real”, aseguró el ministro.

La reunión entre Bolivia y Chile se dio después de que tres ciudadanos chilenos fueran atacados en Challapata, Oruro, con disparos de armas de fuego cuando encontraron el camión que les habían robado en su país.

El auto fue recuperado en Aiquile, Cochabamba, y fue devuelto a su dueño, junto a otros cinco vehículos chilenos recuperados en Oruro.

También está en agenda la firma de un acuerdo en contra de la trata y tráfico de personas.

Mientras las acciones en materia de migración y lucha contra el contrabando serán coordinadas en un plazo de 30 días, y también se prevé que participen autoridades de Perú.

La frontera chilena es la puerta de ingreso de un porcentaje significativo de contrabando a Bolivia. El Gobierno encara acciones operativas para frenar esta ilícita actividad en una extensa zona de frontera.

En la cita también se analizó la posibilidad de reducir los requisitos y costos para que los bolivianos puedan trabajar en Chile.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA