Domingo, 25 Febrero 2024
0
Compartidos

Evo se estrella contra el Ministro de Gobierno porque le robaron su celular

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El expresidente y jefe nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS),  Evo Morales, se estrelló nuevamente contra el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, esta vez porque le robaron su celular.

No es la primera vez que Morales expresa su desconfianza en Del Castillo, joven figura política, cercana al presidente Luis Arce, que representa a una corriente que pide renovación dentro del MAS y a quien el expresidente vino atacando en los últimos meses por diferentes motivos. Esta vez lo hizo por el robo de su teléfono personal.

“El robo de mi teléfono celular ocurrió en un acto que contaba con la presencia del ministro de Gobierno y su seguridad. Primera vez que nos pasa algo parecido en todos estos años de actividad política. No quisiéramos pensar que es parte de un ataque planificado para perjudicarnos”, tuiteó esta tarde, un día después de que trascendiera la noticia de lo acontecido en el municipio cruceño de La Guardia.

“Desde que empezamos la lucha política en defensa de nuestro pueblo ante gobiernos neoliberales hemos sufrido ataques y campañas de guerra sucia con mentiras. No tenemos nada que ocultar, pero denunciaremos cualquier intento de usar montajes o tergiversaciones en nuestra contra”.

En marzo de este año, la bancada del MAS en la Asamblea Legislativa Plurinacional decidió interpelar a Del Castillo, lo que fue interpretado como una maniobra política para acorralar al joven objetado por Morales y sus leales en el partido oficialista.

En varias ocasiones, dirigentes de movimientos sociales que están en la línea de Morales, incluso legisladores, pidieron la salida de Del Castillo del gabinete de Arce quien, sin embargo, se mantuvo firme y no hizo caso a esas recomendaciones.

La idea de la interpelación fue adoptada solo unos días después de que el Ministro de Gobierno fijara su postura de que algunos diputados y dirigentes se enriquecían con el comercio de coca. Luego, salió a aclarar que se había referido a un diputado “cercano a grupos radicales de oposición que estaría involucrado en actos irregulares en la comercialización de la hoja de coca”.

Pero para entonces, ya se había ganado la enemistad de Evo Morales y los suyos. El acto de interpelación se concretó el 31 de mayo, oportunidad en la que la autoridad compareció ante los parlamentarios por la inseguridad en El Alto. No hubo censura.

El exmandatario llegó a relacionar al Ministro de Gobierno con la CIA estadounidense por la campaña de prevención “Di no a las drogas”, desarrollada por aquella cartera de Estado.

Y, por otro lado, expresó sus diferencias con él al señalar que “no comparto con algunos ministros que dicen que en el MAS convergen diferentes corrientes políticas, lo que no quiere decir que esté dividido. No hay diferentes corrientes políticas (...) algunos miembros de nuestro gobierno nacional quieren hacer ver que hay esas corrientes, eso es querer derechizar al MAS”.

En los primeros días de junio, en su programa de la radio Kawsachun Coca, dijo que “el ministro de Gobierno tiene apoyo de la derecha” y que el presidente Arce tendría que dar explicaciones a los cocaleros por las intervenciones de Del Castillo quien, habiendo surgido de las juveniles bases de la denominada “Columna Sur”, representa a una tendencia de renovación en el MAS.

“Lo más importante es reconocer, reconocer los hechos históricos, reconocer y cuidar a los líderes. La renovación llega automáticamente. Lo que yo estoy sintiendo y estoy viendo (es que) en vez de que sea una nueva generación, aunque por algunos, muy pocos, felizmente y espero que se termine, nuevas autoridades ya no son (una) nueva generación sino (una) nueva ‘degeneración’; eso sí preocupa”, dijo aquella vez Morales.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA