Domingo, 04 Diciembre 2022
0
Compartidos

Santa Cruz, vivió una nueva jornada de violencia por protestas, reclaman al gobierno que adelante el Censo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Santa Cruz de la Sierra, una de las principales ciudades de Bolivia, vivió este viernes una jornada de violencia, con choques callejeros entre oficialistas y opositores y saqueos de dos oficinas de sindicatos afines al gobierno.

La ciudad ubicada en el llano del país, controlada por la oposición de derecha, cumple 21 días de protestas con cortes de calles, avenidas y caminos interdepartamentales para exigir al gobierno de Luis Arce que realice anticipadamente un censo de población planeado para 2024.

La región opositora exige el censo para actualizar su representación legislativa y la cantidad de fondos estatales que recibe, al considerar que existe una cantidad de habitantes superior a la que maneja la última estadística oficial.

Durante la mañana, vendedores y choferes del servicio público marcharon por una avenida de la ciudad para exigir que se suspendan los bloqueos de calles y vías. Su movilización se topó con piqueteros opositores y se produjeron enfrentamientos con piedras, palos y petardos, informa la agencia de noticias AFP.

Vecinos se organizaron con ayuda de jóvenes ligados al comité cívico de Santa Cruz, un conglomerado civil-empresarial, e hicieron retroceder a los manifestantes oficialistas.

Los grupos opositores quemaron llantas que utilizaron como barricadas y afirmaron haber sido reprimidos por los uniformados.

"Hoy el pueblo cruceño ha sido arremetido por la Policía y por el MAS", dijo el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, mencionando al partido de gobierno, Movimiento al Socialismo. Acotó que la policía y el MAS "han generado zozobra y han disparado gases lacrimógenos".

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, respondió que la manifestación de vendedores y choferes "era la marcha pacífica del pueblo que fue atacada brutalmente por sectores radicales financiados que buscan el enfrentamiento".

Horas después, jóvenes opositores atacaron enfurecidos las oficinas de la Federación de Campesinos de Santa Cruz, afín al oficialismo, que quemaron y saquearon hasta la llegada de la policía y de bomberos.

Posteriormente, la sede del mayor sindicato local, la Central Obrera Departamental (COD), también fue saqueada. No hay versión oficial sobre el número de heridos y detenidos.

En tres semanas de protestas, Santa Cruz registró cuatro muertos en choques callejeros entre civiles, una mujer violada y 178 heridos, según un balance del gobierno de Arce.

0
Compartidos

NOTICIAS POPULARES

Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA