Domingo, 04 Diciembre 2022
0
Compartidos

Sequia causa estragos en varias regiones de Bolivia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La prolongada sequía y la carencia de agua, especialmente para la producción agropecuaria e incluso para consumo humanos, causa alarma y preocupación. El estiaje está originando millonarias pérdidas y se prevé escasez de alimentos en los mercados urbanos.

Desde Omereque población ubicada en el Cono Sur de Cochabamba, se reporta la muerte de cabezas de ganado por falta de agua, los atajados se secan y no existe sistemas de riego.

El alcalde Omereque, Darwin Vera, que el Concejo Municipal declaró emergencia por sequía y, al no contar con los recursos necesarios, requieren la atención de otras instancias de Gobierno.

“La sequía está golpeando fuertemente al municipio de Omereque. Tenemos ocho subcentrales con tema de emergencia, con tema de sequía, el ganado está muriendo”, informó.

Los atajados tienen cada día menos agua, y no es suficiente para el ganado que ya llega a rastras hasta esos puntos.

En Omereque es un lugar productivo, especial de sandía y el melón.  En este municipio las comunidades afectadas suman quince.

Trece municipios del departamento de Chuquisaca fueron declarados en estado de desastre por los efectos de la sequía, además de otros que están afectados en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Potosí y Cochabamba, según el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

En tanto, las autoridades de la Gobernación de Chuquisaqueña aseguraron que fueron rebasadas por los daños ocasionados por el desastre natural.

Calvimontes precisó que, en el caso de Chuquisaca, los municipios con declaratoria de desastre son Alcalá, San Lucas, Poroma, Tarabuco, Incahuasi, Camargo, El Villar, Padilla, Macharetí, Muyupampa, Villa Vaca Guzmán, Monteagudo y Huacareta.

En los 13 municipios hay una pérdida de 12.620 hectáreas de cultivos y muerte de ganado.

Yesenia Yarhui, secretaria de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Chuquisaca, admitió que no cuentan con recursos suficientes para atender a los municipios declarados en emergencia por la sequía que azota a ese departamento. Pidió al Gobierno central que continúe enviando ayuda humanitaria, pero sobre todo recursos económicos para reactivar a las familias agricultoras que perdieron sus cultivos.

“Lamentablemente, no se los ha colaborado como debería; sin embargo, aún necesitamos ese apoyo, necesitamos esa ayuda desde la entidad nacional para que se pueda responder un poco más óptimamente a estos requerimientos”, precisó Yarhui.

Hace unos días, en el municipio de Poroma, departamento de Chuquisaca, un grupo de niños subió a la cima de un cerro y de rodillas pidió más lluvias.

En las imágenes que circularon en las redes sociales se vio a un grupo de niñas y niños con las manos extendidas.

En el caso de Santa Cruz, son siete municipios que cuentan con declaratoria de emergencia o desastre y en el Tarija son dos: Villamontes y Yacuiba.

Calvimontes aclaró que la sequía afecta desde hace cinco meses debido a la demora en el periodo de lluvias y atribuyó el hecho al cambio climático que sufre el planeta y al fenómeno de La Niña, que llegó con fuerza a Bolivia. “Eso está haciendo que la sequía, heladas, granizadas y lluvias cambien radicalmente su comportamiento. Hay más de 200 municipios afectados en el país”, sostuvo.

Desde el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología se advirtió que las lluvias llegarán recién en diciembre, pero Calvimontes expresó su preocupación por el riesgo de inundaciones, considerando los fenómenos climáticos que se registran.

La falta de lluvia también afecta al cono sur de Cochabamba. En Pasorapa hay escasez de alimento y de agua para el ganado y en Omereque se registraron dos fenómenos opuestos: por un lado la sequía y el otro una helada que dañó la producción de temporada.

El viceministro de Agua Potable y Saneamiento Básico, Carmelo Valda Duarte, señaló que las autoridades estaban informadas por la demora en el inicio del periodo de lluvias, por lo que se pidió planes de contingencia para encarar el fenómeno de la sequía que causa el descenso de los caudales.

Las empresas que administran los recursos hídricos comenzaron a ejecutar sus planes cuando comenzó la época de estiaje; pero, a pesar de todo, hay regiones que se encuentran en emergencia ante el racionamiento por falta de agua. Entre las más afectadas están Ascensión de Guarayos, Caranavi, Camargo, Puerto Quijarro y la zona andina.

0
Compartidos

NOTICIAS POPULARES

Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA