Domingo, 04 Diciembre 2022
0
Compartidos

Cochabamba se muere por falta de agua para la agricultura, el área rural vive del milagro de la lluvia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cochabamba considerado el granero de Bolivia, hoy se queda sin agua para la producción agrícola, seguimos dependiendo del milagro de lluvia. Extensas áreas de cultivos del valle alto y bajo e incluso de la zona andina están desérticas por la falta de agua para riego, señala el ingeniero Gonzalo Maldonado, experto en manejo de recursos hídricos.

La falta de políticas de construcción de represas, sistemas de riego y la falta de manejo adecuado de los recursos hídricos ponen en riesgo la economía productiva del departamento, advierte.

El componente agua para riego de Misicuni ya es historia, gran parte de las tierras agrícolas, están desapareciendo por la intensa actividad de tráfico y loteamiento de tierras, opina.

Los gobernantes actuales, han pensado muy a la antigua, llega octubre y caen las primeras lluvias y dicen: habrá buena cosecha, pero en los mercados del valle cochabambino vemos alimentos y dicen se salvaron las cosechas, pero no ven el sello del producto que alimento peruano, chileno o argentino. En realidad los cochabambinos están consumiendo verduras y hortalizas, papa y otros de contrabando, afirma.

En Comarapa, hace 20 años se construyó una presa con nueva tecnología y en pocos años vemos que la producción es intensa, especialmente en el manejo del ganado lechero y la producción de frutas con alto rendimiento.

Los años 70 antes de diseñar el Proyecto Múltiple Misicuni, recorrimos la cordillera, decíamos sobra agua, pero, en la zona Andina y el Valle Alto, se hizo política con varios proyectos de riego entre ellos Kewiña Kocha, para regar 25.000 hectáreas, también se habló del trasvase de las aguas del rio Caine, el proyecto Corani, fue otro engaño para Cochabamba. Lamentablemente en la zona andina de Cochabamba, donde hay tierras agrícolas de buena calidad, no se tiene una sola presa de envergadura, sostiene Maldonado.

Las zonas más deprimidas de la zona Andina, pueden regar trasvasando agua de la cordillera del Tunari, puede costar el doble pero se puede, no deben sino ejecutar. Evo Morales durante 14 años se comprometió, para el 2025 dotar agua para consumo y riego y todo quedo en el discurso. El área rural de Cochabamba se muere.

“Si queremos cambiar la cara del área rural, debemos dar esperanza a los hombre del campo a fin de frenar la migración al extranjero Chile, Argentina, Europa, Estamos a tiempo debemos construir con urgencia represas, asfaltar caminos, usar nueva tecnología de riego – con tuberías, por goteo y aspersión. Salvemos Cochabamba, afirma.

Se debe encarar con seriedad y responsabilidad el proyecto Komer Kocha una alternativa para salvar las tierras agrícolas del valle alto, también se prometió ejecutar el proyecto Pucara, hasta la fecha no hay nada, todo es un engaño.

0
Compartidos

NOTICIAS POPULARES

Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA