Domingo, 04 Diciembre 2022
0
Compartidos

Exportadores pierden cerca de 230 millones de dólares por suspensión temporal y por paro cívico

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hoy se cumplen 16 días desde que el Gobierno suspendió temporalmente las exportaciones de azúcar y carne y 21 días del paro cívico en Santa Cruz. El sector exportador ya perdió cerca de $us 230 millones, dinero que ya no podrá recuperarse, informó la Cámara Nacional de Exportadores (Caneb).

"Por día en conjunto Santa Cruz mueve entre 10 y 12 millones de dólares en exportaciones. Nuestra estimación de acumulación de afectación de exportaciones hasta la fecha ya está rondando los 230 millones de dólares, en el conjunto de 19 días de duración del conflicto (hasta el miércoles 9) y en el conjunto de las exportaciones. Es una afectación que está en el orden del medio punto porcentual del PIB (Producto Interno Bruto), que es una afectación muy grande", señaló el gerente general de la Caneb, Marcelo Olguín.

El Gobierno -a través del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural- determinó la suspensión de carne de res, azúcar, aceite, soya y sus derivados a partir de las 00.00 del 27 de octubre. La determinación fue asumida como "preventiva" para garantizar el abastecimiento interno de alimentos a precio justo, dijo el ministro Néstor Huanca.

El gerente de Caneb sostuvo que las autorizaciones de exportación por parte de los empresarios se realizan una vez se garantice el abastecimiento interno, "ya se había verificado, no es algo que haya estado en riesgo ni haya estado comprometido".

El 28 de octubre, el Gobierno y la Cámara Nacional de Industriales Oleaginosas de Bolivia (Caniob) firmaron un acuerdo para levantar las restricciones a la exportación de la soya y sus derivados; sin embargo, aún persisten las restricciones con las exportaciones de carne y azúcar.

Entre enero y septiembre, se exportaron $us 112 millones en productos de carne y azúcar -incluye alcohol etílico- $us 120 millones, "entonces son rubros que contribuyen de manera importante a atraer divisas al país. Carne y azúcar representaron como $us 232 millones entre enero y septiembre", dijo el gerente.

"Nosotros leemos esta medida como de corte político, esto también tiene efecto grande sobre el sector del transporte de carga".

Para conocer las afectaciones por sector, este medio intentó insistentemente entrevistar a Adrián Castedo, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), y a Oscar Arnez, presidente de la Confederación Nacional de Cañeros de Bolivia (Concabol), pero no respondieron a las solicitudes de este medio. Asimismo, el viceministro de Comercio Exterior, Bejamín Blanco, tampoco respondió su celular y los mensajes enviados.

"Nos declaramos en emergencia a través de las cámaras de los nueve departamentos. Consideramos que esta medida ha sido poco meditada por el Gobierno. No ha graduado adecuadamente el impacto que iba a tener", señaló Olguín, quien además hizo un llamado al Gobierno para que se pueda restituir los servicios de exportación para estos dos sectores.

Datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) de enero a julio de 2022, dan cuenta de que los mercados principales para las ventas al exterior son: China, Hong Kong, Perú y otros. A estos países se envía carne bovina congelada, despojos comestibles congelados, entre otros. En ese periodo, su participación en el mercado representó el 1,0% del total de exportaciones.

Respecto al azúcar y el alcohol etílico, el gerente general dijo que se exporta a los países de la Comunidad Andina, siendo Colombia, el principal. En ese periodo, su participación en el mercado representó el 0,6% y el 0,5% del total de exportaciones.

La Caneb espera que no se pierda los mercados actuales donde se va la producción boliviana. Asimismo, se han cortado varias cadenas de suministros y logísticas, lo que hace más lento el desarrollo productivo de otras regiones del país, acumulando incrementos en costo que luego se verán traducidos en el incremento de precios en la canasta básica.

"Es dinero que difícilmente se recupera, simplemente se pierde y no es una pérdida que al día siguiente que se soluciona el problema se pueda retomar y seguir exportando, se pierde mucho en credibilidad, se acumulan sobre estadías, penalidades, retrasos que afectan la credibilidad de nuestras empresas como proveedoras de mercados internacionales. En esas condiciones muchos clientes optan por buscar otro proveedor, no somos el único proveedor, y eso puede suponer una pérdida de mercados, no solo de contratos de exportaciones".

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA