Sábado, 20 Julio 2024
0
Compartidos

Comandante del Ejército alerta de “aprestos desestabilizadores de pequeñas logias”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El comandante del Ejército, Juan José Zúñiga, alertó sobre aprestos “desestabilizadores de pequeñas logias” para restaurar la República a partir de una “nueva relación con el Estado”, en alusión al plan presentado por el Comité Pro Santa Cruz el 13 de noviembre en la línea de buscar una nueva relación de Santa Cruz con el Estado Plurinacional de Bolivia.

“Las élites, los caudillos que componen la nueva y vieja oligarquía buscan concluir, esta vez exitosamente, su última hazaña, su última aventura del 2019. Este proyecto restaurador de la República con la nueva relación con el Estado, en función del control extranjero de nuestros recursos nacionales, se vuelve a tratar de agendar la desmembración de nuestro territorio con afanes separatistas”, denunció durante el acto por los 213 años de creación del Ejército y que contó con la presencia del presidente Luis Arce.

En la crisis de 2019, que acabó con la renuncia forzada de Evo Morales y la toma del poder por parte de Jeanine Áñez, los cívicos cruceños alentaron las violentas protestas de un movimiento cívico-político en diferentes regiones, aunque centrado en La Paz. Los policías se amotinaron y los mandos militares, al igual que la cúpula de la Policía, pidieron la renuncia de Morales.

En las elecciones de 2020 ganó el presidente Arce y recobró la democracia, mientras que los movilizados en 2019 en busca del retorno de la República lograron un segundo y tercer lugar en la preferencia electoral.

Frente a estos intentos, advirtió Zúñiga, “los patriotas, los compatriotas debemos dar una respuesta contundente, no debemos quedarnos en silencio ante los aprestos desestabilizadores de las pequeñas logias, las élites, las oligarquías y del enemigo interno que van en contra de la unidad de la patria”.

“Aún hay vendepatrias que no cesan en su afán estéril de dañar la estabilidad del país y del pueblo boliviano”, insistió.

El 13 de noviembre, el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Fernando Larach, presentó el Proyecto Nueva Relación con el Estado que traza una hoja de ruta crítica para “liberarnos del centralismo” y “liberar las autonomías secuestradas”.

“El Estado centralista no tiene por qué tenerle miedo a la libertad. Con este plan nos proponemos abolir una relación tóxica e inquisidora. Todos saldremos ganando, modificando esta relación.¡Vamos todos!, el reto inicial es liberar las autonomías”, arengó Larach durante su discurso.

Entre las acciones planteadas está lograr “la provisión de los cargos jerárquicos en el Ministerio Público, Contraloría, Procuraduría, Defensor del Pueblo, Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) Departamental, Gestora Pública, Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Autoridad de la Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (ASSUS), Autoridad de Pensiones y Seguros (APS)”.

Además, se propone modificar la Ley de Seguridad Ciudadana que prohíbe creación de organismos que dupliquen atribuciones de la Policía. Viabilizar la creación de la guardia departamental, bomberos municipales y forestales y reasignar competencias en cuanto a política económica, planificación, cadena productiva de electricidad, hidrocarburos y administración de regalías de hidrocarburos y minería.

En el acto realizado en el patio de Honor del Colegio Militar, Zúñiga explicó que “no podemos permitir que nadie, bajo ningún pretexto, ponga en riesgo nuestra unidad territorial, la soberanía sobre nuestros recursos naturales y hasta la existencia de nuestra Bolivia para convertirla en otra Polonia, en otra Yugoslavia, en otra Checoslovaquia, cercenada en varias partes”.

“Nuestra patria siempre ha sido presa permanente de la conspiración política de las oligarquías de turno”, denunció, sin embargo, aseguró que es “deber del Ejército, que es el pueblo uniformado, y el deber de todos los boliviano y bolivianas, que aman la rojo amarillo y verde y respetan nuestros símbolos patrios como ser el patujú y la wiphala, no dejar que esto nuevamente ocurra e impedir la destrucción de Bolivia para la ambición de riqueza de los que siempre amenazan a nuestra patria”.

Con tono firme, garantizó que el Ejército frenará “esas oscuras intenciones” porque es “crucial defender nuestra unidad territorial, en el convencimiento de que cualquier forma de división o separatismo solo nos traerá luto, dolor y pobreza y, sobre todo, la imposibilidad histórica de beneficiarnos con la riqueza de nuestros recursos naturales en favor de las grandes mayorías”.

Al respecto, recordó lo que sucedió con la plata, el oro, el salitre, la goma y el petróleo boliviano que fue “riqueza para el mundo, pobreza y guerra y desestabilización para Bolivia”.

“Hoy pretenden que la historia del litio y las tierras raras, factores definitivos para la nueva energía que moverá el mundo y el desarrollo de una nueva revolución, en el marco de las comunicaciones, generar que la historia de Bolivia recorra por los mismos caminos y en manos de los mismos actores con nuevas generaciones, pero que tienen los mismos genes de ciega obediencia a lo extranjero y a la antipatria”, alertó.

Apuntó a una “lacra, herencia de casta, de quienes siempre han estado al servicio de minorías, que aún sobreviven y respiran, que a la menor oportunidad quieren seguir defendiendo sus privilegios de élite y de casta”.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA